Las mochilas de Mario

0
222

Azahel Jaramillo H.

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Uno. Mario Gómez Monroy, encargado de despacho de Educación en Tamaulipas, salió este lunes a hablar con la prensa y descartó que para este próximo ciclo escolar se vuelva a repetir el “mochilagate”.

Dijo Monroy: “Sí se van a entregar mochilas este año, vienen mucho mejor que en años anteriores, van a estar muy bonitas y se van a erogar 80 millones de pesos para la adquisición de alrededor de 350 mil mochilas”.

Y es que recordemos que ahora que era titular de Educación, Héctor Escobar, se reciclaron mochilas del estado de Guanajuato, rechazadas por aquel estado por contener dichas mochilas  altos niveles de perjudicial plomo. Sobre las mochilas originales con la palabra “Gto”, y mapa de aquella entidad, se mal pegaron la palabra “Tamaulipas”, y un mapa de nuestra entidad.

Con todo y dicho fraude, Héctor Escobar se mantuvo en el cargo, pese a que también compró un software chafa que echó abajo más de media nómina magisterial.

Hoy la buena noticia que da Gómez Monroy es que  ahora sí, las mochilas son se calidad, “van a estar muy bonitas”, y se repartirán en las zonas de más alta marginación. La otra buena noticia es que el impugnado candidato panista a diputado, Héctor Escobar, ha sido declarado ganador. Es buena noticia porque ya no hay riesgo que lo retorne a Educación. Sera diputado y ahí pues no hará grandes daños.

Dos.- La salida de Germán Pacheco augura otras bajas en el gabinete estatal y en algunos de los municipios gobernados por el PAN ante la baja productividad de algunos alcaldes, que hasta eso no son muchos los “maletas”.

Tres.- La alcaldesa de Casas, abogada Janet Elena Barrón Perales tuvo un accidente carretero la tarde del lunes, muriendo el conductor de vehículo con el que colisionó. Aunque tuvo algunos golpes la alcaldesa está bien de salud.

Su aparición de hoy en la prensa, solo hace recordar a la clase política que ella relevó en el poder municipal de Casas, nada menos que a su hermano, de nombre Arturo Barrón Perales.

El referido Arturo Barrón -que entonces andaba por ahí de sus 25 años de edad- fue reconvenido en público en Ciudad Victoria por un alto jefe político en razón de un tema familiar. Lo cierto es que Arturo ya no se presentó para ser reelecto, quedándose su hermana con la candidatura.

Lo trascendente del asunto es que como en Puebla, como en Coahuila, como en Veracruz, también en Villa de Casas se puede trasladar el poder a hermanos, cónyuges e hijos. Pero las cosas no han resultado buenas por angas o mangas: En Puebla el ex gobernador Moreno Valle y su esposa la gobernadora Erika Alonso acabaron muertos en un aun esclarecido incidente de helicóptero; en Coahuila los hermanos Humberto y Rubén Moreira acabaron en pleitazo público, aderezado por la muerte trágica de Jorge Eduardo Moreira -hijo de Humberto-. Su viuda, Lucero Davis, en una publicación de tuiter llamó maldito al Gobernador Rubén Moreira: «Esto es tu culpa maldito!!!! Renuncia», dijo a través de la cuenta de Twitter @lucerodavis y que incluyó una mención directa a la cuenta del mandatario estatal: @rubenmoreriravdz. Era el 4 de octubre de 2012.

Sobre el particular, a través de su oficina de Comunicación Social, el Gobierno de Coahuila sólo señaló que se entiende el momento de dolor por el que pasan Davis y los familiares de su esposo.

Le esposa en un tuit anterior describió a su marido como «un hombre guapo, inteligente, activo, demasiado trabajador».

José Eduardo Moreira, hijo de Humberto Moreira murió víctima de un atentado en Acuña.

Era el mayor de seis hijos de Moreira.

José Eduardo se desempeñaba como coordinador de Programas Sociales del gobierno de Coahuila, donde su tío Rubén Moreira es gobernador.

El otro caso frustrado de traspaso de poder fue Veracruz. Ahí, Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, fue candidato a la gubernatura por la coalición «Por Veracruz al Frente». El ex alcalde de Boca del Río no pudo acceder al triunfo siendo derrotado por el candidato de MORENA, Cuitláhuac García Jiménez, trepado a la ola avasallante de Andrés Manuel López Obrador.

En suma, que salvo Villa de Casas, el resto de los casos donde se busca entregar el poder a un pariente no han resultado con buenaventura. Con todo, el joven Arturo Barrón fue un alcalde trabajador y responsable, hasta donde entendemos.

Por cierto que el caso del accidente de aviación en Puebla sigue sin tenerse resultados definitivos. Un velo sospecha cubre el incidente. Fue como bien sabemos el festivo 24 de diciembre. En la ceremonia luctuosa la representante presidencial fue increpada por la gente. Unos días después estalló un oleoducto en Hidalgo. Y todos se olvidaron de los Moreno-Alonso. NOS VEMOS.

azahel_jaramillo@hotmail.com