Temen que escuelas de Tamaulipas se queden sin recibir los libros de texto

0
188

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia externó su preocupación por la cancelación de la impresión de 42 millones de libros de texto para el ciclo escolar 2019-2020.
El dirigente del organismo, Miguel Ángel Tovar Tapia dijo que a los padres de familia les inquieta saber que sus hijos acudirán a las aulas y probablemente no alcancen libros, lo que generaría otro tipo de problemas.
El martes se dio a conocer que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó al Congreso de la Unión que la SEP ordenó a la Conaliteg cancelar la impresión de 42 millones de libros, como una forma de apretarse el cinturón.
Se añadió que para el ciclo 2018-2019 se imprimieron 211 millones 305 mil 647 libros, y que para el 2019-2020 se había programado elevar la producción a 220 millones, cifra que al final no se alcanzó y apenas sí llegará a 178 millones.
Desde el punto de vista de Tovar Tapia, “esta reducción de impresión de libros, que fluctúa en 20 por ciento en relación con lo que se imprimió en ciclo escolar anterior, posiblemente viene a ser un factor de desaliento para los padres de familia, porque van a llegar con la idea de que no alcanzarán libros, lo que puede ser motivo de problemas que se van a generar entre maestros y padres, y nosotros como asociación civil buscamos un equilibrio entre ambas partes”.
Indicó que la administración federal y la SEP debían reconsiderar esa decisión, ya que tratándose de los niños no deberían escatimar recursos para el aprendizaje.
Tovar Tapia comentó que la austeridad es buena, pero insistió en que no debería alcanzar a la educación, y por el contrario proveer a dicho rubro un mayor presupuesto ya que en las escuelas persisten muchas necesidades de todo tipo.
“En educación básica no deben escatimarse recursos de ninguna índole, si es que se quiere obtener la excelencia educativa y académica que todos deseamos para las nuevas generaciones.
“Esos deben ser factores de integración social y de desarrollo económico para el país, pero si estas nuevas generaciones van a enfrentar un rubro político de campaña de austeridad creo que las autoridades están tomando el camino equivocado”, concluyó.