Vale la aclaración

0
180

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Era de esperar la pronta aclaración de parte de el equipo de OLGA SÁNCHEZ CORDERO, secretaria de Gobernación, en el sentido de que la funcionaria nunca se refirió a que se estaba en diálogo con grupos de la delincuencia organizada para lograr la pacificación.

Sucede que se manejó una entrevista de la servidora pública, editada de manera dolosa, para dar a entender que se estaba en contacto con bandas delictivas cuando en realidad se refería a las agrupaciones de autodefensas que aún operan en algunos lugres del país.

En un texto que se manejo por redes sociales dese Gobernación se explica que la confusión se dio debido a una lamentable edición de las  declaraciones de la titular de la secretaría, en las que “expresó su voluntad de diálogo con auténticas organizaciones de autodefensas, para alcanzar la pacificación en algunas zonas del país”.

Más adelante del texto emitido, puntualizan que “El Gobierno Federal no tendrá diálogo con ningún grupo del crimen organizado”.

Por supuesto que sería lamentable que la administración federal mandara señales en el sentido de que los mandos de las agrupaciones criminales, pese a los estropicios que han causado, en no pocas regiones de México, tienen un trato deferencial de parte del gobierno.

Y eso no significa que la salida al fenómeno de la inseguridad que se vive deba darse  con balas.

Pero sería estar en el extremo y ofender a las no pocas familias que han sido víctimas de la violencia irracional que se padece desde hace décadas.

Dese luego que lo que se requiere es superar el estado de cosas actual mediante una estrategia que convine la aplicación de la ley y dar oportunidades de estudio y trabajo a los jóvenes.

Al fin y al cabo es éste segmento poblacional uno de los más afectados debido a que son enganchados por bandas delictivas y, al paso de los meses o años, terminan en la cárcel, en el mejor de los escenarios ya que, por lo general, son ultimados.

El propio Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, acaba de hablar del asunto y también sostuvo que no se tienen contactos al respecto, acorde al texto aclaratorio que se manejo desde Gobernación éste martes.

Lo que no tiene vuelta de hoja es la responsabilidad del Estado Mexicano para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El hecho de que hayan aparecido las denominadas autodefensas responde a la incapacidad de las fuerzas del orden para hacer efectivo el estado de derecho.

Se trata de una respuesta natural de las comunidades a el padecimiento crónico de la inseguridad que se de manera cotidiana, sin que se sienta el respaldo efectivo de los órdenes de gobierno.

El punto central es que nos veríamos inmersos en el caos si los miles y miles de afectados deciden hacerse justicia por su propia mano. Y sería cuento de nunca acabar y se multiplicarían las desgracias en donde los principales afectados podrían ser personas inocentes.

La demanda sigue siendo la misma. Ni más ni menos que  se sienta la estrategia conjunta entre federación, estados, municipios y que no se margine  a la sociedad civil y el ciudadano común.

RULETA

Asegura el jefe del ejecutivo federal que se acabó lo del líder moral y que no es ni será cacique, caudillo o primer militante de MORENA, ello en relación al desencuentro que se vive en dicho instituto.

El problema es que el mandatario ve las cosas como si los integrantes de su partido tuvieran un alto nivel de conciencia y se guiaran, en conjunto, por valores y principios.

No puede soslayarse que los miembros del partido en mención no dejan de tener una formación dentro del sistema político mexicano en el que lo que sobran son actitudes utilitarias y donde la “moral en política”, parafraseando al cacique potosino, GONZALO N. SANTOS, es un “árbol que da moras”.

El añadido es que en MORENA hay una confluencia de personajes de diversos partidos y no todos traen puesta la camiseta y tampoco están comprometidos con el proyecto de la “Cuarta Transformación”.

Tamaulipas es una de las muestras de lo que aquí señalamos.

AL CIERRE

Será el 25 de septiembre cuando del gobernador, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, rinda su tercer informe de labores al frente del estado.

El documento será entregado al Congreso de la entidad en sesión pública y solemne el día citado.

Posterior a eso se espera que el mandatario emita un mensaje a los tamaulipecos, según se estila.

Es factible que la respuesta al informe este a cargo del presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, GLAFIRO SALINAS MENDIOLA.

A propósito, los alcaldes tendrán que rendir cuentas y el primero en hacer lo propio será el alcalde de Nuevo Laredo,  ENRIQUE RIVAS CUELLAR el tres de septiembre.

El mismo día lo hará la presidenta de Altamira, ALMA LAURA AMPARÁN CRUZ.

Otros que habrán de dar cuentas de su labor legislativa son los senadores de MORENA, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y GUADALUPE COVARRUBIAS CERVANTES.

Se sabe que será en Tampico, en el mes de la patria y al parecer las invitaciones se mueven de manera selecta.