Anuncia AMLO distribuidora pública de medicinas como Coca Cola y Sabritas

0
211

Por Agencias

Ixmiquilpan, Hidalgo.- Después de volver a descalificar a grandes farmacéuticas por pretender boicotear el suministro de medicamentos, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de una empresa distribuidora pública que garantice que puedan ser accesibles en todo el país como sucede con la «Coca Cola o las Sabritas», y por cierto «ya tenemos ayudándonos a una persona que trabajaba en una de estas empresas».

Durante su visita al hospital a Rural de Ixmiquilpan corazón del Valle del Mezquital con amplia presencia de indígenas ñañús, López Obrador reiteró el incremento en 40 mil millones de pesos al sector salud, insistiendo en que el presupuesto va a alcanzar por el combate a la corrupción, la austeridad y el fin de las extravagancias en el gobierno.

Como el avión presidencial que ya no va a haber porque «no lo tiene ni el presidente (Donald Trump) con el que ayer hablé. Por cierto, se me pasó decirle que si lo quería se los vendíamos».

Largo discurso en el que refirió: «Hace poco me estaban ahí fastidiando, que faltaban las medicinas, ya les voy a decir cómo gastaban. Fueron a un país, compraron más de mil rastrillos, sólo que se rasuraran cada media hora. Claro, comprobaban con facturas falsas, de esas que ahora estamos prohibiendo y no quieren pero ni modo que gastaran tantos rastrillos y moco de gorila».

López Obrador dijo que los 40 mil millones de pesos se canalizarán, entre otros aspectos, para la renovación del equipo médico porque «ya hay algunos equipos que están para el museo». En este contexto también dio a conocer que se realizará una compra consolidada de ambulancias, carencia que ha sido denunciada casi en todos los hospitales rurales del IMSS que ha visitado.

Al abundar en su diagnóstico, insistió en el carácter monopólico que tenían la compra de medicinas en tres empresas, que vendían 70 mil millones de pesos de medicamentos al gobierno, de los 90 mil millones de pesos que en general destinaba a este rubro el gobierno. Pero eso «se acaba el negocio de estar medrando al amparo del público, eso ya pasó al basurero de la historia». (Alonso Urrutia/La Jornada).