En espera de la línea

0
329

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se mueven un par de versiones en cuanto al relevo en la dirigencia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas.

La primera es que se abrirá la elección y que no hay ninguna línea trazada desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor.

Si fuera así en las urnas se vería quien de los prospectos cuenta con el suficiente arraigo entre la militancia para hacerse acreedor de su apoyo, cuando tengan lugar los comicios, antes de que concluya el presente año.

De manera que la elección sería con voto secreto y directo y en ese proceso podrían participar los distinguidos priistas que ya levantaron la mano o están por hacerlo.

En caso de que prive la “democracia” en el Revolucionario Institucional,  la lista de participantes sería abultada porque, se supone, le entrarían EDGAR MELHEM SALINAS, ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO, TOMÁS GLORIA REQUENA,  ROBERTO GONZÁLEZ BARBA, ARTURO NUÑEZ  y hasta EMILIO GRIMALDO de la Fundación Reyes Heroles, así sea para asegurar su continuidad en el cargo que  ostenta.

Habrá que ver si los mencionados traen “canicas” y se atreven a invertir en una campaña en la que tres o cuatro de los citados son competitivos y, por tanto, cualquier cosa puede suceder.

Lo que igual se maneja en los mentideros políticos es que se bajará la línea del alto mando priista  para que se de la cargada a favor de uno de los enlistados -las voces hablan de GLORIA REQUENA.

De ser así podría reeditarse lo de la elección controlada, a imagen y semejanza de la cual salió “favorecido por las base”, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS.

Luego entonces y si se replica lo de la “cargada” no dude que de la lista señalada, pocos vayan a entrarle porque conocen las entrañas de su instituto y saben la manera en que operan sus compañeros cuando se trata de “sacar al bueno”.

Todavía hay los que aseguran que, al final de cuentas y si hay piso parejo, los finalistas serían MELHEM SALINAS y GLORIA REQUENA.

El primero representando a grupos locales y el segundo con el sello de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y en especial de su dirigente, ISMAEL HERNÁNDEZ DERAS.

Con relación a  EDGAR nos habíamos enterado de que estaba próximo a dejarse ver por la geografía tamaulipeca pero, al parecer, sigue dándole tiempo al tiempo.

Incluso se pensó que  la celebración de su cumpleaños, que se dio en fechas recientes y al que se invito a no pocos miembros de la clase política priista, era el punto de partida para lo que sería su precampaña adelantada.

Sin embargo no sucedió así en tanto que el ex diputado prácticamente desapareció del escenario.

Entre los que se les “guisa apare”, en tanto pueden llegar a  encomienda en el PRI nacional, están el ya mencionado ARTURO NUÑEZ y LUIS ENRIQUE ARREOLA VIDAL.

Más el segundo que el primero dada su relación de amistad con el ex gobernador con licencia de Campeche.

La que hace poco amarró en la dirigencia del Organismo Nacional de Mujeres (ONMPRI) es MONSERRAT ALICIA ARCOS VELÁZQUEZ, con el apoyo de la senadora BEATRIZ ELENA PAREDES RANGEL.

Sin duda, la tlaxcalteca es una de las mujeres más influyentes en el PRI y su sector, que por cierto ha dirigido,  la CNC.

El punto es que los priistas tamaulipecos continúan en espera que les del luz verde desde el CEN de su organismo para el tema del cambio en el directivo estatal en donde, hoy por hoy, lleva las riendas la diputada electa, YALHEEL ABDALA CARMONA.

A propósito, hay  priistas a los que desde hace tiempo no se les ve ni se les oye. Por ejemplo a MERCEDES DEL CARMEN GUILLÉN VICENTE, MARCO ANTONIO BERNAL GUTIÉRREZ, CARLOS FLORES RICO, ALEJANDRO GUEVARA COBOS, OSCAR ALMARAZ SMER, CÉSAR GARCÍA CORONADO y MIGUEL GONZÁLEZ SALUM.

Sus motivos tendrán para no atraer los reflectores… No cabe duda de que son “diablillos” en eso de la política y el ocultismo.

AL CIERRE

El que anda con el “sable en ristre” exigiendo se le haga justicia al municipio de Güemez, es el alcalde morenista, LUIS LAURO REYES RODRÍGUEZ.

Sucede que el edil, apenas paso su informe y las fiestas patrias, se dejó venir a la ciudad capital para reclamar que le den a su localidad participación de los impuestos que se recaudan en el Aeropuerto Internacional de Ciudad Victoria.

El presidente reclama además que, en tanto el aeropuerto está en territorio de Güemez, debería señalarse que pertenece a éste municipio.

Para tratar el asunto convivio con varios periodistas a los que externó su voluntad de llevar a las instancias pertinentes la petición.

Es de esperar que en la agenda del “ciudadano” también traiga lo de la contaminación causada por las descargas de aguas negras vertidas desde la capital al municipio que gobierna.

Nos quedamos en que en la gestión de GUSTAVO RIVERA, cuando estuvo al frente de la Comisión Municipal de Agua Potable (COMAPA), algo de eso se haría.

Pero si no se pagó la luz a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ni tampoco se cubrió el millonario adeudo con la Comisión Nacional del Agua (CNA), menos iban a invertir para el pendiente señalado.

Lo que si se le dio al ahora ex gerente y sus antecesores, sin minimizar al actual, es su capacidad para hacer negocio.

De manera que  REYES RODRÍGUEZ puede abrir su entendimiento para ampliar sus demandas.

Al fin y al cabo no está lejos la llegada de Santa Claus.

 

 

Compartir
Artículo anteriorEl final: Arreglado Matamoros
Artículo siguienteRebelión