Mató hace años a diputado del PRI de Sonora para suplirlo y apenas cae en Jalisco

0
439

Por Agencias

Hermosillo, Sonora.- A un día de cumplirse siete años del asesinato del diputado electo por Cajeme, Eduardo Enrique Castro Luque, la Fiscalía de Jalisco detuvo a Manuel Alberto Fernández Félix, de 31 años de edad, considerado el autor intelectual del homicidio.

La detención de quien era el suplente de Castro Luque ocurrió este viernes a las 11:20 horas en Zapopan, Jalisco, y en poco tiempo fue trasladado vía aérea a Hermosillo.

Fernández Félix, quien enfrentará cargos por el delito de homicidio calificado, era buscado en diversos países desde el 24 de septiembre.

De acuerdo con la versión de la extinta Procuraduría de Sonora, ahora Fiscalía, el diputado suplente planeó el asesinato porque buscaba convertirse en propietario de la curul, por lo que presuntamente ordenó el homicidio horas antes de que Castro Luque rindiera protesta en el Congreso del Estado.

La madre del detenido dijo que espera un proceso legal equilibrado, y que no torturen a su hijo con “toques” y que no le “siembren” evidencia.

“Este es un llamado a las autoridades, porque sabemos que en el gobierno (del ex gobernador Guillermo Padrés) se sembraron pruebas y mi hijo es una víctima, es un preso político”, expresó.

El viernes 14 de septiembre de 2012, a las 20:30 horas, un individuo que circulaba en una motocicleta por la calle Quintana Roo, en la colonia Chapultepec, se detuvo frente al diputado electo fingiendo tener una falla mecánica.

Y justo cuando Castro Luque se acercaba a brindarle ayuda, el sujeto le disparó en cinco ocasiones con una pistola calibre .45.

El legislador electo, postulado por el PRI en el distrito 17 de Cajeme, Sonora, fue trasladado de emergencia a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero no logró superar la gravedad de las lesiones.

Un informe de la entonces Procuraduría, con fecha del 24 de septiembre de 2012, diez días después del atentado, detalla que el asesinato del diputado Eduardo Enrique Castro Luque fue un “elaborado plan” que quedó al descubierto y derivó en la captura de cuatro implicados, mientras que se mantenía prófugo el presunto autor intelectual, su suplente Manuel Alberto Fernández Félix.

“No vamos a detenernos en la búsqueda de Manuel Alberto Fernández Félix, no le vamos a dar tregua, se va a cansar primero él que nosotros en la búsqueda que hemos emprendido desde hace varios días”, dijo en esa ocasión la entonces procurador, Carlos Navarro.

Por el delito fueron detenidos: Sergio Román Gil Zavala alias “El Sergio”, entonces de 24 años y presunto operador para llevar a cabo el plan; Wilfredo Álvarez Félix “El Willy”, hoy de 47, autor material confeso del homicidio; Juan Manuel Rodríguez Hernández “El Juanito” y/o “El Güero”, con apenas de 24 años y encargado de conseguir la motocicleta utilizada para el homicidio; y Wilver Joel Sánchez Quezada “El Wilver”, de 34 años, encargado de contactar al sicario.

En su declaración ministerial, Sergio Román Gil Zavala señaló que, al término de las elecciones, luego de que ganaran la diputación en 2102, uno como titular y otro como suplente, Manuel Alberto Fernández Félix le comentó que si Castro Luque no “existiera”, él ocuparía su lugar en el Congreso del Estado.

Añadió que fue a finales de agosto (de 2012) cuando vino de vacaciones de la Ciudad de México, lugar donde trabaja, que Fernández Félix le solicitó expresamente su ayuda para “eliminar” a Castro Luque a cambio de brindarle apoyos una vez que lograra ser legislador.

Gil Zavala presuntamente ayudó a contactar a un sicario, conseguir el arma de fuego y una motocicleta para llevar a cabo el plan. (Milton Martínez/Apro).