Golpe de timón en Morena Tamaulipas

0
343

Felipe Martínez  Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Alejados ya los buitres venidos del priísmo (verbigracia Javier Villarreal Terán, Efraín de León León y  otros por el estilo) se habla que, en las siguientes semanas, al partido Morena Tamaulipas llegará un “golpe de timón”.

Se le puede llamar “limpia” o “barrido” para sacar a aquellos (y aquellas) que no supieron construir lo que se llama un auténtico partido.

La organización se sigue desgastando y, en un momento dado, el Presidente López podría anunciar que deja las filas por falta de entendimiento entre quienes buscan la presidencia nacional, lo cual sería el golpe definitivo.

La elección interna está a punto de suspenderse. De un momento a otro los tribunales (TRIFE) decidirán que el padrón de militantes no es confiable para realizar las tan llevadas y traídas asambleas distritales.

Dice la versión que el manotazo comenzará con la salida de José Ramón Gómez Leal, el “superdelegado” que no ha sabido cumplir los compromisos del pejismo. Se ha dedicado a trabajar para su santo. Metió mano y pata en las asambleas distritales. Ya hasta se siente candidato a Gobernador.

Junto con él saldrían los subcoordinadores y “servidores de la nación” que presuntamente han incurrido en delito al cobrar en el gobierno y ser activistas en el partido, un doble juego.

Con un pie fuera elementos como Micaela Martínez Narváez, en ciudad Victoria; Eloy Ochoa Garza, Silvia Burgos Sánchez, Claudia Hernández Sáenz, Pedro Castillo Ríos (el Mante) y Elizabeth Cruz Hernández.

¿Quién para sustituirlo?. Se habla también de Rodolfo González Balderrama, el tampiqueño ahora responsable de Radio Televisión y Cinematografía, hombre cercano al señor López.

En términos de control político, el representante de AMLO deberá tener el control del partido (comité ejecutivo y consejo) y no solo de los programas sociales.

Hay quienes  insisten que, el presidente de Morena será  Faustino López Vargas. Es militante fundador y mantiene relaciones con las esferas del poder en la ciudad de México. Es el único que puede sacar al buey de la barranca.

Para la primera quincena de noviembre habrá diversas actividades de fortalecimiento en que también participará Rigoberto Garza Faz, diputado federal.

Según la desorganización que hoy tienen, para el 2021 no estarán en condiciones de ganar una sola regiduría de partido. Perderán las tres alcaldías que ahora tienen y que utilizan como instrumento de operación política, Güémez, Matamoros y Madero.

Si cambiamos, con el paso de los años los partidos políticos se convirtieron en un resumidero de billetes (del erario) sin oficio ni beneficio. Cada año se presupuestaba más dinero tirado a la basura.

Los señores dirigentes se malacostumbraron a no cobrar cuotas a militantes ni organizar actividades que les generen lana, si mensualmente recibían el “chivito” seguro del sector público.

Está prácticamente lista la reforma constitucional que les “quita” la mitad de los ingresos. Ya era justo y necesario poner un alto. Más recursos no generan más democracia.

Si los pejistas culminan sus planes, para el 2020 los vividores del presupuesto vía partidos tendrán que apretarse el cinturón o dedicarse a otra cosa.

En consecuencia, como suponemos, se reducirán las solicitudes de integración de nuevos partidos. En este 2019 fueron más de cien los que presentaron su “carta de intención”.

El dinero empezó a fluir a partir de la reforma política de 1990. Después de 30 años se pone un alto sin que el Estado deje de proporcionar dinero para que las organizaciones se muevan.

En un plazo de 60 días las legislaturas locales deberán acoplar los ordenamientos respectivos para reducir a mitad el subsidio vía IETAM que sale de la secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado.

Lo que sigue será la vigilancia para evitar que dinero de procedencia dudosa llegue a las organizaciones y sus campañas.

En Tamaulipas, para el año venidero, los jefes del Instituto pidieron 198.2 millones de pesillos, de los cuales 152 -más de la mitad-. Se quieren entregar a los gerentes partidistas. Es la petición, falta que lo aprueben los diputados.

Si hoy, los actores políticos disponen de casi 55 pesos por cada ciudadano empadronado, deberán ajustarse a la mitad. De ese tamaño es la austeridad.

Lo anterior, independientemente de la lana para franquicias postales y programas específicos como publicaciones y apoyo a las mujeres, que nunca se han aplicado conforme a la Ley.

Veremos en que queda la austeridad Republica de dos mil 500 millones  que se quitarán a los partidos. Lo más probable es que traten de ampararse.

Falta la reducción de las diputaciones plurinominales a la mitad. El trabajo de 500 lo pueden realizar muy bien 400 ¿No?.

Por cierto, el diputado tamaulipeco por el PES, Héctor Joel Villegas González, había presentado iniciativa de reformas a la Constitución y leyes secundarias, para eliminar de plano el subsidio. Está en que sean los militantes los que paguen las actividades permanentes y de campaña. No le hicieron caso por ir al extremo.

Ya que andamos con los diputados, la tricolor Marianita Rodríguez Mier y Terán leyó este miércoles su iniciativa de adiciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública para incluir los términos de género: Directores y directoras, jefes y jefas de departamento, lo cual  no dice nada.

Para aquellos  que provoquen discriminación, pues que reciban cursos de capacitación y realicen trabajo comunitario. Es lo que quiere la única priísta de Tamaulipas en la Cámara Baja, en lugar de preocuparse por la situación precaria del campo y falta de subsidios.

En más de un año de cobrar en la nómina, no es mucha la chamba que ha realizado Doña Mariana: Junto con Ismael Hernández Deras, reformas a la Ley Agraria de 1992; reformas al 30 Constitucional y adiciones al Código Penal Federal (tipificar el delito de violación a la intimidación sexual).

Mejor nos vamos.