Presupuesto de egresos: Tufo electorero

0
281

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se reunieron 21 presidentes municipales y un diputado, Félix García Aguiar (Nuevo Laredo), para explicar a la prensa de Tamaulipas las razones que los orilló a ir a “tocarle la puerta” al Presidente López y que les costó una gaseada.

Varios viven cerca de la capital; otros llegaron encarrerados. La mayoría no participaron en el desaguisado de la ciudad de México.

Se dejaron venir hasta el tampiqueño Jesús “El Árabe” Nader y Doña Alma Laura Amparán, la de Altamira; el mantense Mateo Vázquez Ontiveros y el de Padilla Eduardo Alvarado García.

Los convocó el presidente estatal de su partido, Francisco Elizondo Salazar, quien exigió respeto, de parte del gobierno federal, a la soberanía de los 43 ayuntamientos tamaholipecos.

El neolaredense Enrique Rivas Cuéllar llegó “barriéndose” al salón del Casino Victorense, pero fue el que salvó el objetivo de la jornada informativa. Venía preparado, consiguió en la víspera la información necesaria.

Resumió que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (PEF) trae un tufo electorero: Sacrifica los renglones de infraestructura y producción, para privilegiar el subsidio a los “ninis” y otros votantes que ya tiene cautivos el partido Morena.

El gobierno de AMLO aumenta en miles de millones el presupuesto de la Secretaría de Bienestar Social, en detrimento del campo; no hay fondo para migrantes pero suben más recursos para contratar a maestros de las normales rurales.

“Por eso fuimos a tocar la puerta de Palacio (Nacional)”, resumió Rivas, aquel que aparece en primera línea tras una manta de protesta.

Muy cierto, el año venidero llegará más dinero a los programas especiales de la 4T, como Jóvenes Construyendo el Futuro, llamado de los “ninis”. Crecerá en un 74 por ciento. Son los que ya votan.

La otra es que, en los primeros diez meses de gobierno, el Presidente no ha recibido en audiencia a ningún alcalde o sus dirigentes de las tres organizaciones que funcionan a nivel nacional (priístas, panistas y perredistas).

Ya los recibieron en Gobernación pero habrá problemas si  no se da un mejor reparto del pastel presupuestario. Los tamaulipecos hacen punta de lanza.

Por otra parte, mire que sorprendió la actitud del diputado morenista Roque Hernández Cardona (plurinominal, ciudad Victoria), al publicar en redes sociales su rechazo al seguro de gastos médicos que le ofreció el Congreso del Estado.

“Es mi voluntad rechazar dicha póliza, toda vez que no me interesa adquirirla”, escribió en una carta dirigida al Secretario General de la legislatura, Guadalupe Torres Carrillo.

Agregó en un comentario: “Los impuestos deben utilizarse en las necesidades de los ciudadanos, no en los políticos. Por congruencia, rechacé la póliza de gastos médicos mayores. Todos requerimos un sistema de salud eficiente y gratuito”.

¿Cómo atenderá su seguridad social? Le pregunta un cibernauta, a lo que responde: “Me corresponde el IPYSSET como trabajador del Estado”.

Buena respuesta que le ganó aplausos y, en la práctica, reducirá el gasto del Poder Legislativo.

Pese a que los comentarios sugirieron a los restantes 35 legisladores seguir el ejemplo, nadie se había contagiado hasta la tarde de este jueves. Los propios de Morena seguían con la boca cerrada.

Donde no la han cerrado es en la fracción pejista en la 64 legislatura al Congreso Local. Sigue la división. El grupo minoritario que encabeza Carmen Lilia Canturosas Villarreal, solicitó el amparo y protección de la justicia federal en contra de las acciones del presidente estatal, Enrique Torres Mendoza, al entregar la coordinación parlamentaria a Edna Rivera López.

Como quien dice, “cuando la parra es brava hasta los de casa muerde”.

No van sobre el presidente de la Junta de Coordinación Política, Gerardo Peña Flores sino del jefe estatal del partido.

Sin embargo el diagnóstico de los conocedores es que la de Nuevo Laredo perderá el juicio en acatamiento a los estatutos de la organización.

Cuando elaboraron los documentos básicos nunca pensaron que llegarían al poder. Es así que “liberaron” el control de las legislaturas locales a la decisión democrática de las mayorías que, en este caso, quieren que la jefa sea Rivera.

Por ahora deberán aguantar vara y, si conservan el poder, ir perfeccionando eso que un pensador latino definió, en los tiempos del PRI, como “la dictadura perfecta”.

Este dominguito, a las tres de la tarde, se reúne el pleno de la legislatura. Seguramente definirán el reparto de las comisiones permanentes y comités de trabajo. La Ley les concede un mes para hacerlo y, está por finalizar octubre.

Desde ahora mismo se pronostica que, la de “Medalla Luis García de Arellano”, será para la señora Canturosas y la de Turismo para Nohemí Estrella Leal, en tanto que “La Quinita” Hernández Galicia continuará con la de Vigilancia de la Auditoría Superior.

Variando, el Consejo Nacional de Evaluación de la política de Desarrollo Social (Coneval), ese que quiso desaparecer López Obrador, acaba de reconocer el trabajo del Gobierno de Tamaulipas por sus buenas prácticas de monitoreo y evaluación en las entidades federativas y municipales 2019.

El premio fue recibido este miércoles por el representante del Gobernador, Rómulo Garza Martínez, encargado de la Secretaría de Bienestar Social, y la jefa de Finanzas, María de Lourdes Arteaga Reyna. Se los entregó José Nabor Cruz Marcelo, el secretario Técnico de Coneval.

Apenas ayer comentábamos que la federación nacionalizaría por lo menos 18 millones de autos americanos en el ejercicio 2019, entre ellos un buen que circulan ilegalmente en Tamaulipas. Hoy el Senado dio revés al proyecto a petición de organismos empresariales y armadoras. Sería la quiebra para las primeras generadoras de empleo en el país.

“Dijo mi mamá que siempre no” y el pastor de los senadores, Ricardo Monreal Ávila, anunció modificaciones a la minuta enviada por la Cámara Baja.

De todaS maneras los vehículos no regresarán a la frontera o los Estados Unidos. Si quieren acabar con el problema deberán cerrar la frontera  a los “chuecos” que todos los días entran con una mordida a los representantes del SAT. Nos vamos de maratón. Hasta el lunes.