Denuncian a Fundación Teletón por exponer la vida de los niños en lugar de curarlos

0
376

Por Agencias

Ciudad de México.- Integrantes de la
Organización Nacional de Responsabilidad del Estado (ONRE) realizaron una
denuncia popular sanitaria en la Comisión Federal para la Protección contra
Riesgos Sanitarios (Cofepris) contra Fundación Teletón, por dar un mal
diagnóstico a Ramsés, de 11 años, quien quedó en silla de ruedas luego de
practicarle una cirugía.

Jesús Alberto Guerrero Rojas, abogado de la
asociación y representante de la familia del menor, mostró pruebas donde acusa
que Fundación Teletón realiza prácticas contrarias al derecho humano a la salud
que producen un riesgo cierto y latente, no sólo de su representado sino de los
asistentes.

En ese sentido dijo que los métodos que usa en los
establecimientos la prestadora de servicios de atención médica son contrarios a
la normativa sanitaria de la Ley General de Salud y el Código Penal Federal,
porque suministran medicamentos no indicados en niños, con riesgos que generan
cáncer de huesos y descalcificación.

Los prestadores de servicio de atención médica son
personal sin la certificación que exigen las leyes e incumplen la norma
sanitaria al dejar de elaborar diagnósticos; pero no sólo eso: aseveró que
inician tratamientos por padecimientos que no son corroborados con los estudios
correspondientes.

“Estos actos provocaron que Ramsés, quien ingresó en
2010 a Fundación Teletón por fractura de fémur izquierdo, terminara con la
imposibilidad de utilizar ambas piernas. Se equivocaron en una operación al
insertar un clavo en la pierna no indicada. El médico no estaba especializado
cuando realizó la intervención en el Teletón del estado de México. Descubrimos
que ha suministrado a niños y adolescentes medicamentos que no son para ellos,
que ocasionan cáncer en los huesos, y durante cinco años le dieron a Ramsés el
medicamento que genera mayor fragilidad en los huesos.

“La atención médica no es idónea, contratan médicos
que no tiene registro de especialidad, por dinero; les sale más barato
contratar médicos que no han concluido sus especialidades y atienden pacientes
con esa irresponsabilidad. No cuentan con los protocolos, no tienen los
sistemas ni el modo de estudiar a los pacientes y simplemente por dichos o
entrevistas presumen diagnósticos, como en el caso de Ramsés.

“Frente a esto consideramos urgente interponer la
denuncia popular ante la Cofepris, para que este hecho no quede impune y se
garantice la no repetición. Por ello exigimos que se realicen auditorías y
supervisen estos centros de rehabilitación a menores de edad”.

Al respecto tanto la defensa legal como familiares
demandan la reparación del daño de Fundación Teletón a Ramsés. “Que asuma su
responsabilidad y le dé una proyecto de vida por todas las afectaciones que le
generó al no poder caminar; pero no ha tenido ninguna intención, ni siquiera de
disculparse».

Juan José Olmedo Martínez, padre del menor, agregó:
“Exigimos justicia y que esto no quede impune, se ha mencionado que es
obligación del Estado proteger los derechos de los niños”. (César Arellano
García/La Jornada).