Dos alcaldesas pendientes con INE

0
282

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Este miércoles el INE resolverá un juicio sancionador de candidatos muy sui géneris: Un Zertuche contra otro Zertuche, de Reynosa.

Resulta que Don Armando Javier Zertuche Zuani, ahora diputado federal por el IX distrito, pidió sancionar a su sobrino Juan Carlos Zertuche Romero por “uso de la imagen del quejoso sin su autorización durante el proceso electoral”.

Romero fue candidato (ciclo 2018-2019) a diputado local por el sexto distrito, con cabecera en Reynosa, y perdió. Su tío fue el ganón por Morena.

Viajan en barco diferente y pelean entre familia.

La sesión del Instituto reviste importancia porque se sabrá si le dan pa’delante a las multas en contra de los partidos, por irregularidades detectadas por la fiscalización en el ejercicio de gastos ordinarios del año pasado.

Esos del INE no corren prisa. Tienen pendientes otros juicos relacionados con Tamaulipas, como el expediente INE/P-COFUTF/740/2018/TAM en contra de la presidenta de aquella localidad, Marki Esther Ortiz, por “probable omisión de reportar ingresos o egresos por concepto de un evento de publicidad en redes sociales”, en las campañas que culminaron en las urnas el pasado junio.

No debe tratarse de juego o simulación. El procedimiento se sigue “de oficio” por acuerdo del propio árbitro nacional.

Si le dan un “coscorrón” con multas, la mujer saldría ganando.

Hay otro expediente del que poco se ha hablado y que podría causarle un mal momento a Doña Alma Laura Amparán Cruz, la presidenta de Altamira: “Probable uso indebido de marcas comerciales”, con lo cual no se juega.

La denuncia es de Ana Elena Martínez Manríquez, ex regidora por el PRI (tiempos del tristemente célebre Juvenal Hernández Llanos) en contra de Almita y la coalición que la postuló por la alcaldía, PAN, MC y PRD.

También contra Amparán, otra del partido Morena por probable rebase de topes de campaña.

La sangre no llegará al río. Ni modo que el órgano nacional vaya a dejar sin sus queridas alcaldesas -a las que tanto quieren- a los altamirenses y reynosenses. No permitirían “golpe de administración”.

Ya que andamos con sanciones, también este miércoles se reunirá el Instituto Electoral de Tamaulipas para tratar un tema exclusivo: El juico en contra de Julio César Sánchez Cantú, jefe de Asistencia Técnica del ayuntamiento de El Mante, y de Abraham Eduardo Benavides González, jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 6, por uso indebido de recursos públicos en las recientes campañas.

La promoción es del Partido del Trabajo través de María del Rosario Hernández Acuña y Arcenio Ortega Lozano, representantes en el séptimo distrito con cabecera en la urbe cañera.

Hay cola. Es una revocación del TRIELTAM  en contra del IETAM que había desechado el expediente.

Sin apartarnos de las organizaciones políticas, el CEN tricolor publicó su “visto bueno” a la planilla “roja” de delegados a la asamblea nacional, encabezada por Enrique Cárdenas del Avellano. Aparte van Adela Manrique Balderas, Julianna Rossario Garza Rincones, Bruno Aroldo Díaz Lara y Gustavo Rico de Saro, y los suplentes Ofelia Garza Pineda, José Hernández Cuesta, Eimy Abigail Barreto García, Juan Alberto Rojas Reyna y Rodolfo Bermúdez Pineda.

Por cierto, el CEN expidió ya la convocatoria para nombrar presidente y secretario general del CDE en Baja California, allá donde era delegado el paisanito Oscar Almaraz Smer, hasta que tuvo que regresar a Ciudad Victoria por problemas de salud de su familia.

El método de elección será por consulta directa  a la militancia, en una jornada electiva que se realizará el uno de diciembre.

Como la situación de allá tiene mucho parecido con las condiciones que guarda el tricolor en Tamaulipas, hay quienes aseguran que pronto será expedida la convocatoria de aquí, bajo el mismo  procedimiento.

Antes el Consejo Político Estatal tiene que autorizar el método y el CEN expedir el acuerdo de atracción del proceso interno.

Solo como dato, decir que el actual delegado priísta en aquella esquina noroeste de la República es Don Erubiel Alonso Qué, quien tuvo un paso fugaz por Tamaulipas pero suficiente como para enterrar al partido en los comicios de junio del 2019.

Se interpreta que, oficialmente, el neoleonés José Luis Garza Ochoa es el delegado en tierras cuerudas. Rindió su protesta como tal el pasado 6 de septiembre ante su guía Alejandro Moreno Cárdenas, pero el muchacho no se ha parado por estos lares.

Hay quienes dicen que ya renunció y pronto llegará otro embajador con funciones extraordinarias y plenipotenciarias.

Donde no saben ni qué pasa es en Morena. De plano andan desorientados en cuanto a qué tribu adherirse, si al grupo de Yeidckol Polevnsky o quedarse con el de Bertha Elena Luján, luego que el Tribunal Electoral Federal anuló la convocatoria.

Circula aquí ampliamente la convocatoria expedida por Luján para  tratar de reunir al Consejo Político Nacional el domingo 10 del presente, para tomar acuerdos sobre qué hacer para cumplir la sentencia de revocación del padrón de militantes.

Invitó a la presidenta nacional en funciones, la Polevnsky, pero no se sabe si asistirá.

Tamaulipas ya tenía listos a sus nuevos consejeros nacionales, al mismo tiempo estatales y delegados. Queda inválido su nombramiento y deberán asistir los anteriores. El pleito todavía no termina.

El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca realizó este martes gira de trabajo por la región ribereña, mejor conocida como Frontera Chica.

Acompañado del alcalde Servando López Moreno, en Miguel Alemán entregó un autobús escolar, inauguró un Centro de Bienestar y supervisó la construcción de una biblioteca.

En Mier inauguró el libramiento de tráfico pesado que implicó inversión por 32 millones de pesos, mientras que en Nueva Ciudad Guerrero le ocupó otro Centro de Bienestar, una cancha de futbol y transporte escolar.

La gira comenzó en Camargo que recibió su Complejo de Seguridad Pública, con lo cual se reforzará la vigilancia policiaca en la zona.