Interesa a gobierno de Trump invertir 632 millones de dólares en gasoducto en Chiapas

0
213

Por Agencias

Ciudad de México.- El gobierno estadunidense de Donald Trump expresó hoy su interés en participar en el financiamiento de un megaproyecto de 632 millones de dólares en el sur del país: un ducto de gas natural en Chiapas desarrollado por la empresa automotriz Rassini, del multimillonario Antonio Madero Bracho.

El canciller Marcelo Ebrard Casaubón celebró con aparente satisfacción el anuncio, que según él resalta la “muy buena relación” del gobierno mexicano con su contraparte de Estados Unidos.

El interés del gobierno de Trump quedó plasmado en una carta de intención con la empresa Rassini, que firmó este viernes Adam Boehler, el director ejecutivo de la Corporación de Financiamiento del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC), en el marco de una visita a México.

Dicho organismo –anteriormente llamado OPIC– canaliza recursos privados a proyectos (también de la iniciativa privada) en el extranjero que fueron validados por el gobierno de Estados Unidos.

“Nuestro objetivo es invertir con nuestros amigos y aliados, y no tenemos mejor amigo que México”, declaró Boehler, al añadir: “un México fuerte y próspero es clave para nosotros (…) es esencial poner este gasoducto en el sur”.

La Cancillería informó que “a fecha OPIC (ahora DFC) ha desembolsado 187 millones de dólares para micro financiamiento a mipymes y ha firmado dos cartas de intención para financiar dos proyectos de infraestructura que representan 720 millones de dólares de inversión en el sur”.

El proyecto de gasoducto que recibirá los recursos forma parte de una iniciativa privada encabezada por Rassini.

En el consejo de administración de Rassini, presidido por Antonio Madero Bracho, figuran también Eugenio Madero Pinson, Herminio Blanco Mendoza, Javier Bours Castelo, Everardo Elizondo Almaguer, Fernando Ruiz Sahagun. Arturo Pérez Arredondo, Javier Pérez Rocha, Alberto Saavedra Olavarrieta y Guillermo Franciaco Vogel Hinonosa, así como los estadunidenses Robert Stevens Miller, James Robert Jones, Shannon K. O’Neil.

La Cancillería convocó a la prensa a la ceremonia de firma de la carta de intención a Rassini, a la que también acudieron Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México, y Jesús Seade Kuri, el subsecretario para América del Norte.

En medio de la intensa coyuntura binacional, marcada por las presiones de Trump para que el gobierno mexicano acepte la intervención estadunidense contra las organizaciones criminales, no hubo oportunidad para que los reporteros realizaran su labor: tan pronto quedó firmada la carta y una vez tomadas las fotos, los funcionarios se retiraron.

Todavía ayer, Kellyanne Conway, la principal asesora política del magnate, expresó el “desacuerdo” de la Casa Blanca ante la negativa de AMLO, e insistió en que Trump “no tiene miedo de usar todo el poder y los recursos necesarios para detener a los cárteles mexicanos”.

Ciertas voces conservadoras en Washington abogan para que el gobierno de Trump incluya a los grupos criminales mexicanos como organizaciones terroristas, lo cual ampliaría sus facultades de intervención. (Mathieu Tourliere/Apro).