La tentación autoritaria

0
247

Clemente
Castro González

Cd.
Victoria, Tamaulipas.- En efecto, las elites 
proclives al sistema neoliberal que, en esencia, es creador de marcada
desigualdad social, solo entienden el concepto de democracia cuando ganan pero
si llegan a perder, tienden a desestabilizar a la administración en turno. Esto
con sus honrosas excepciones.

Lo
anterior sucede en países de Latinoamérica y el caso más oprobioso es el Golpe
de Estado que acaba de darse en Bolivia.

Y
habrá que puntualizar que es legal y necesario 
ser  oposición, de izquierda o
derecha; recurrir a la protesta para presionar y hacer que se remedie o
reoriente lo que afecta a tales o cuales segmentos de la población y utilizar
los cauces institucionales.

Pero
lo que no se vale es conspirar y realizar acciones extremas para deponer a un
mandatario que llegó al poder por medio del voto directo.

Desde
luego que se esta en contra de la dictadura, de cualquier vertiente que sea. Y
ni que decir de el fraude electoral.

Por
ello es cuestionable el papel de la extrema derecha y de  organismos internacionales como la
Organización de Estados Americanos (OEA), cuya labor es marcadamente  parcial, a favor del cuidado de los intereses
de los Estados Unidos de Norteamérica.

A
propósito, el presidente DONALD TRUMP advirtió que la renuncia del mandatario
boliviano es una señal “fuerte” para Nicaragua y Venezuela.

Se
supone que EVO MORALES, presidente que acaba de “renunciar”, había aceptado el
veredicto de la OEA para ir  de nuevo a
elecciones, ya que la oposición argumentó que hubo fraude en los recientes
comicios que le dieron la victoria al ahora ex mandatario.

Sin
embargo policías, militares y un segmento importante de ciudadanos, que no
necesariamente el mayoritario, se confabularon para lograr su propósito y
romper con el marco constitucional.

Lo
mejor para el pueblo hermano habría sido regresar a las urnas y no dejar pasar
la tentación autoritaria del tinte que sea.

Se
dice que lo que buscan los conspiradores es regresar los recursos naturales a
particulares, mismos que quitó EVO a intereses trasnacionales.

La
convulsión, guardadas las proporciones, se da en otras naciones, por ejemplo en
Chile en donde se  vive momentos difíciles
por medidas antipopulares que promovió el jefe del ejecutivo chileno, SEBASTIÁN
PIÑERA. 

Guardadas
las proporciones, dicho personaje debería escuchar el reclamo ciudadano y
responder en las medida en que se requiere.

Pero
parece que le apuesta por el desgaste de las protestas y, en una de esas le
tira a la represión, tal y como se ha dado en días anteriores que dan cuenta de
muertos, heridos y encarcelados.

Buen
ejemplo de pluralidad es el de Argentina que acaba de tener elecciones cuyos
resultados se respetaron por parte del gobierno en funciones.

Lo
propio debe decirse de México que, en su momento, se pensó que propendía al
bipartidismo, a imagen y semejanza de lo que sucede en el vecino país del norte
en donde la diferencia entre los republicanos y los demócratas  es más bien de forma.

Algo
que debe condenarse es que se anime la participación de las fuerzas represivas
y se eche andar las dictaduras militares disfrazadas. Esas etapas ya se
vivieron y son repudiadas por antidemocráticas, ilegales y violatorias de los
derechos humanos.

Ello
no implica que las fuerzas armadas carezcan de voz ni voto pero su papel es
para preservar la paz, la institucionalidad y 
la integridad de una nación. Conspirar y tumbar gobernantes no es, de
ninguna manera, su razón de ser.

Cabe
señalar que en México hay quienes son radicales y no ven con malos ojos que
pueda considerarse esa opción ante lo que consideran un fracaso de la
administración federal en turno.

En
calidad de mientras ya se alzaron voces en el sentido de que una situación de
esa magnitud no cabe acá.

Confiemos
en que tengan razón.

RULETA

Fiel
a su tradición, México abrió la posibilidad para asilados políticos de Bolivia
cuya vida puede estar en riesgo dados los acontecimientos que suceden allá.

Lo
anterior fue aceptado por EVO MORALES lo que propiciaría que, de un momento a
otro, se tengan noticias que el boliviano esta en nuestro país.

Es
justo que esto se de en base al derecho internacional en tanto que son actos de
humanidad.

Lo
llevado a cabo va no contradice la política exterior mexicana que se basa en la
no intervención, solución pacífica de los conflictos y la  autodeterminación.

Vale
la pena seguir a detalle lo que se esta dando en tanto que vivimos en en
continente una serie  de acomodos y
reacomodos que, mientras se den por los cauces legales y respetando la
integridad de las personas no debe pasar nada.

Lo
contrario no tiene razón de ser, en éste grado de “civilización” en que
estamos.

AL
CIERRE

Así
sea un asunto reiterativo no por eso deja de ser cierto que las alertas
emitidas por el gobierno norteamericano impactan en forma negativa en la
economía del país.

Viene
al caso porque lo acaba de expresar el presidente de la Junta de Coordinación
Política del Congreso estatal, diputado GERARDO PEÑA FLORES.

El
antecedente es que a Oficina de Asuntos Consulares de Estados Unidos emitió una
alerta de seguridad para que personal de su gobierno se abstengan de viajar a
los estados de Chihuahua, Colima, Michoacán, Sinaloa, Guerrero y Tamaulipas.