Olvido que duele

0
238

Marco A. Vázquez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La nariz roja, las mejillas resecas, los labios temblando, el frio calando hasta los huesos y sin embargo muy temprano iban camino a la escuela, se trata de niños y niñas de apenas unos siete, ocho, nueve años que comienzan su día con el martirio de no saber si las paredes de los salones serán suficientes para cubrirles aunque sea poquito más que los techos de sus casas.

Los niños y niñas de secundaria, sobre todo las que se ubican en la periferia de las ciudades, van igual o peor, a ellos no les alcanza el dinero para irse en microbús unas 10 o 20 cuadras que les queda de retirada su escuela, por lo tanto, también tendrán que sufrir el trayecto.

¿Qué podrán aprender en esas condiciones?, lo más probable es que nada, que la experiencia les resulte solo un curso obligado de supervivencia en condiciones de frío extremo, el resto del día estarán pensando en sus padres, sus hermanos, sus familiares cercanos, abuelos y, quizá, hasta en los vecinos que tal vez estén peor.

La escena es del año pasado, del antepasado y de todos los que recuerdo desde mi infancia a la fecha, jamás este país alcanzó a ingresar al primer mundo, nunca los políticos han hecho lo suficiente para sacar de la pobreza a la mayoría del pueblo y, viene a colación el tema, porque este día sufriremos el primer frente frío importante de la temporada, es decir, porque tenemos tiempo de corregir en algo sus penas.

No espere mucho de los políticos, el próximo año no habrá elección así que serán muy pocos los que se atrevan a salir a la calle, ellos andan ahora preocupados por Evo Morales, por las alertas de seguridad que lanza el gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos para que no vengan a México o, para si se ven obligados a cruzar, por lo menos no salgan a las calles de Estados que según ellos son peligrosos aunque disten mucho de sufrir actos de terrorismo o matazones como las que se registran en sus propias escuelas, tiendas de autoservicio, discotecas y hasta en eventos deportivos.

Entonces, no espere la solidaridad de esos Diputados o Senadores que ganan más de los 200 mil pesos por mes, tampoco de legisladores locales o funcionarios de alto nivel en los gobiernos federal, estatal, o municipal, no, lo ideal es que las organizaciones civiles levanten la mano y cada uno, desde nuestras trincheras, apoyarlos en todo lo posible.

Hace unos años, aquí en esta capital, vimos que alumnos De LaSalle y otros colegios demostraron que la solidaridad existe, los que están en escuelas de mejor nivel económico comenzaron a repartir ropa de frío, las chamarras y los suéteres que dejaron porque ya no les acomodaba su talla o la moda, aún sin romperse, incluso sin daño alguno, toda la ropa y zapatos que entregaron llegó a escuelas de la periferia.

Es cierto, la acción se hizo visible porque llegó en un día que el frío calaba hasta los huesos, alguien tuvo la feliz ocurrencia de que se podría enseñar a los muchachos y niños a ser más solidarios con los pobres, fomentaron este tipo de acciones para concientizar a los que tienen más posibilidades, hoy quizá sea tiempo para empezar otra vez, llegó la temporada del sufrimiento que no solo es en nuestras colonias, también puede ser igual en los niños de la región conocida como el cuarto distrito compuesta por Jaumave, Palmillas, Bustamante, Miquihuana y Tula, o de los que viven allá por San Carlos, San Nicolás, Mainero, o Villagrán, es por ello la importancia de mencionar las cosas, ahí la importancia de buscar implementar medidas similares.

Porque, además, es casi seguro que al conocer la pobreza los niños y jóvenes pudientes cambiaran su forma de ser para el futuro, tal vez presionen (con la fuerza que suele tener la clase media y media alta) lo suficiente para que los gobiernos sean más humanos, tengan políticas más adecuadas para el combate a la pobreza, para cambiarlos.

Si se puede, más en un Estado como el nuestro que se caracteriza por tener gente buena, trabajadora, solidaria con los más necesitados, lo hemos visto cada diciembre con los muchachos de preparatorias y universidades que hacen trabajos de recolección para llevar juguetes a quienes no tendrían, de otra manera, menor oportunidad de conocer a Santa Clos.

Es, en estas circunstancias, cuando la pobreza y el olvido duelen, cuando se hace necesario reconocer el trabajo de los buenos gobiernos, de políticos que valen la pena para rescatarlos o no permitir que los malos los dominen pero, sobre todo, reconocer a los jóvenes y organismos no gubernamentales que quieren a su Estado y que saben que la pobreza significa problemas para todos y no votos.

Ojalá alguien más haya visto esa clase de acciones y, ojalá, ahora mismo se estén empujando en el Estado medidas como las que hemos visto en el pasado, es verdad que los gobiernos deben hacer su parte, pero más verdad es que todos podemos ayudar en algo, hay que hacerle ver la realidad a todos, que duela la pobreza que sufren muchos, y que duela por igual el olvido para así tratar de protegernos todos.

En otras cosas… La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) a través de la Facultad de Medicina e Ingeniería en Sistemas Computacionales de Matamoros (FMEISC) colaboró en la Cuarta Feria de la Salud que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Matamoros.

Al respecto, el Director de la FMEISC, Pedro Luis Mendoza Múzquiz informó que los estudiantes de la carrera de Médico Cirujano de este plantel participaron en los módulos de atención a la salud en apoyo a esta importante labor en beneficio de la comunidad matamorense.

Apuntó que los universitarios de cuarto y quinto semestre presentaron dos módulos, el primero relacionado con en el tema de la prevención de cáncer de mama, y el otro, la práctica de resucitación cardiopulmonar (RCP).

Comentó que por medio de simuladores, los jóvenes, dieron a conocer al público asistente los beneficios de la autoexploración de mama y la importancia de la RCP para salvar vidas.

Cabe agregar que en la Feria de la Salud, se impartió una conferencia sobre el Virus de la Inmunodeficiencia Humana y se instalaron diversos servicios con la participación de otras instituciones, personal médico y de la salud entre los que se cuenta de consulta general, psicología, atención dental, detección de hipertensión, diabetes, obesidad y detección oportuna de tuberculosis, vacunación antitetánica, temas sobre vectores, planificación familiar, asesoría nutricional, prevención de adicciones y detección de VIH (Sida).

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además le comparto el twitter @gatovaliente para que nos siga y el correo electrónico lo dejo a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com