Un año de ruta hacia el ‘despeñadero’

0
181

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A un año de ejercicio de López Obrador, negros nubarrones se ciernen sobre el futuro de México.

Con una economía estancada y en reversa nos dirigimos, ahora sí -como lo dijo AMLO en muchas ocasiones en referencia a Peña Nieto-, hacia el despeñadero.

El pronóstico es desalentador para los siguientes años. Nos amaga el desempleo e inflación aparte de la contracción presupuestal por falta de actividad económica.

Lo que nunca pensamos que llegaría a suceder en México, se dará este domingo en la gran capital: Dos manifestaciones, una a favor del Presidente y otra en su contra.

Riesgoso para la paz y tranquilidad que todos anhelamos: Que las cosas se salgan de control y esos grupos lleguen a confrontar físicamente.

Por ambos bandos asistirán tamaulipecos. Harán viaje especial en autobuses fletados y por su cuenta.

La confrontación es alentada en el discurso presidencial que todos los días endereza desde las conferencias “mañaneras”, en contra de quienes llama fifís, conservadores, reaccionarios y otros epítetos.

Cumplirá un año de administración pero lleva dos “informes” y anuncia otro más para este uno de diciembre.

Esta vez la Presidencia de la República lo anuncia como el Primero e invita a una concentración de miles -muy a su estilo- en el Zócalo de la Ciudad de México a las diez de la mañana. En los hechos es el tercero.

Un primero lo “rindió” en julio al cumplirse el primer año de su victoria en las urnas; el segundo cuando constitucionalmente está obligado, el uno de septiembre, y este el TERCERO el uno de diciembre, primer año de ejercicio.

López se reunirá con su gente (chairos) en el Zócalo; sus enemigos (fifís) en una Marcha del Silencio desde el Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución.

AMLO ha hecho que se pierda el respeto hacia la figura presidencial. No es adulación sino la seriedad de dirigirse al jefe de las instituciones. Ha derribado los protocolos de facto hasta caer en la irreverencia y el insulto. Lo que sigue ya lo imaginamos.

Para el domingo los enemigos -ya pasaron de contrincantes- de López quieren replicar las marchas en todo el país incluyendo Tamaulipas, algo que no es nuevo.

Nadie supo quién convocó pero el 30 de junio, mientras López “celebraba” en la CDMX su triunfo en las urnas, en Victoria grupos de “conservadores” tomaban las calles  para plantarse en la Plaza Hidalgo, Ocho y Nueve Hidalgo, en una manifestación del silencio. Apenas unas cuantas docenas ¿ahora serán más?. El “miedo” se va perdiendo.

Una réplica se dio en Nuevo Laredo y Tampico (plaza Libertad), solicitando la renuncia del Jefe de la Nación, algo que no habíamos visto ni escuchado en la historia institucional de México.

Igual el 5 de mayo pasado, en Tampico grupos tomaron la calle en contra del Presidente, esta vez con una cabeza visible, Arturo Narro Villaseñor, presidente de Coparmex.

En ciudad Victoria por lo general la gente “invita” a sus manifestaciones en horas previas al evento ¿ahora sí habrá figuras visibles?. Decíamos que el “miedo” se ha perdido.

Una vez más repetimos lo dicho hace un año: Quisiéramos estar equivocados pero la verdad es que llevamos el camino del despeñadero.

Si cambiamos de tema, mientras en otras entidades son comunes las organizaciones políticas y partidos locales, en Tamaulipas brillan por su ausencia. Como que los “líderes” no han encontrado la  forma de acomodarse al presupuesto.

¿Nuevo partido político la organización Artorcha Campesina? Andan en destiempo, pero no así para registrarse como organismo estatal. Le vendrían a dar sabor al caldo. Han presumido ser priístas desde siempre.

EI Instituto Electoral local mantiene abierto el plazo para que los interesados acudan o manden su intención de constituirse como asociaciones, lo cual no debe ocurrir más allá del 31 de enero del 2020, dentro de dos meses.

La Ley menciona que el plazo vence exactamente a las 23:59 horas del mes de enero “del año anterior a la elección”. Los comicios son precisamente en el 2021.

No  hay quien le entre a pesar de que los requisitos son mínimos como contar con mil 500 asociados en el estado, en por lo menos 12 municipios; un programa de acción, declaración de principios y estatutos.

Las asociaciones, como tales, no pueden postular candidatos a menos que vayan con un partido. Pero de ahí pueden dar el paso para convertirse en partido.

Fue en 2017 cuando Mauricio Cerda Galán quiso formar -enésimo intento- el Partido Alianza Ciudadana. No reunió los requisitos.

Por la misma época, la organización Nuevo Santander, de Carlos Oyervides tampoco pudo con su objetivo; Impulso Humanista y el llamado Partido Joven, se quedaron con las ganas ¿volverán a intentarlo? Seguramente no. Necesitan reunir el 0.26 por ciento del padrón estatal y eso se logra con billetes.

Los antorchistas parecen más encaminados a conseguir prebendas y lana en efectivo que en alcanzar una estructura partidista.

En los últimos años, muy al estilo de Emilio Portes Gil y su Partido Socialista Fronterizo, los soñadores Miguel Ángel Guillén Lara (ya fallecido) y Martín Coronado Alvarado, ambos ex diputados, quisieron integrar el Partido Socialista Tamaulipeco. También les faltó plata.

Una cosa es decir y otra distinta el hacer.

Tema aparte, el ya nuevo presidente del CDE del PAN, René “El Cachorro” Cantú Galván realiza una intensa gira por los 43 municipios para darse a conocer y cohesionar a la militancia. En la última semana tocó municipios como Cruillas, Burgos, Méndez, Padilla, Güémez, Casas, Soto la Marina, Miquihuana, Bustamante y Palmillas.

Anunció ya que su Secretaria de Acción Femenil será María Fernanda Girón Fernández.