Familiares de detenidos retienen a 15 agentes de la Guardia Nacional en Guerrero

0
463

Por Agencias

Tecoanapa, Guerrero.- Elementos de la Guardia
Nacional (GN) cumplieron 24 horas retenidos en este municipio por habitantes y
líderes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG),
quienes exigen la liberación de 10 policías comunitarios que fueron
aprehendidos a principios de noviembre.

Entrevistado este viernes en el lugar donde tienen
retenidos a 15 militares, uno de los coordinadores de la guardia comunitaria
señaló que hasta el momento “no hay comunicación” con autoridades estatales, y
lamentó el ambiente de incertidumbre que se vive en esta localidad que conecta
la Costa Chica con la Montaña guerrerense.

El gobierno de Héctor Astudillo Flores, sostuvo,
decidió suspender una mesa de diálogo planteada para esta tarde en la capital
de la entidad.

Mientras tanto, los familiares de los comunitarios
presos en la cárcel de Chilpancingo advirtieron que no liberarán a los
efectivos de la GN hasta que aquellos sean excarcelados.

Incluso denunciaron que los policías estatales que
detuvieron a los comunitarios, después de desarmarlos, intentaron entregarlos
al grupo delictivo “Los Dumbos”, para que fueran asesinados, pero las
autodefensas obligaron a las autoridades a ponerlos a disposición del
Ministerio Público.

Por su lado, la comandancia de la Guardia Nacional
emitió un comunicado donde confirmó la retención de 15 militares en Tecoanapa y
descartó la realización de un operativo para rescatarlos.

“Privilegiamos en todo momento el diálogo y la
negociación para que este conflicto sea resuelto por los canales institucionales”,
puntualizó la institución castrense.

Los policías comunitarios fueron detenidos el 11 de
noviembre pasado en el poblado de Xaltianguis, en Acapulco.

Según los familiares, en aquella ocasión los
guardias de Tecoanapa se trasladaron a esa zona rural para “rescatar” a Carmelo
Marcelino Chino y Jaime Raquel Cecilio, ambos originarios de la comunidad de
Huamuchapa, sin embargo, éstos fueron secuestrados y hasta la fecha continúan
desaparecidos.

“Son policías auténticos que fueron designados por
su comunidad y que cumplían con su deber de defender a nuestras familias”,
destacaron sus parientes.

“Las autoridades tienen conocimiento de la
desaparición de Carmelo Marcelino y Jaime Raquel, pero no han hecho nada”,
agregaron.

En agosto de 2013, la misma guardia comunitaria de
Tecoanapa retuvo a más de un centenar de soldados, acusados de formar parte de
la delincuencia organizada. Ese hecho motivó una confrontación verbal entre el
líder indígena de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, y funcionarios del gobierno
de Enrique Peña Nieto. (Ezequiel Flores Contreras/Apro).