Llegada de Uber a Ciudad Victoria alerta a los taxistas organizados

0
641

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La llegada del servicio
de Uber a Victoria no preocupa a los taxistas de la  Central de Autobuses,
pero el nuevo secretario general del sitio,  José Luis Cárdenas García
aceptó que esas nuevas unidades que estarán  a disposición de los victorenses
los pone en alerta en el sentido de tienen que  mejorar la calidad del
servicio que ellos prestan a los usuarios.

Desde su punto de vista, ese servicio -que estará
controlado  a través de una aplicación de internet en los Smartphone- no
representa una competencia directa para los taxistas establecidos, ya que,
consideró, sería otro el mercado al que estaría más enfocados los Uber.

Refirió que ese novedoso servicio de transporte público
podría estar más enfocado a dar servicio a los jóvenes, en particular a quienes
salen a fiestas y eventos sociales nocturnos.

“Creemos que es para los muchachos que se van de
fiesta los fines de semana y cuyos papás les piden un taxi para que los
lleve, o sea no exclusivamente para ellos pero sí muy dirigido a ese otro
mercado.

Comentó que tal vez los Uber batallen un poco “porque
en  Victoria no tenemos mucha cultura para eso, como sí existe  en
las grandes ciudades como Monterrey, Guadalajara o la Ciudad de México”.

No obstante, reiteró que para conservar sus clientes
los taxistas establecidos, registrados y monitoreados por las autoridades, como
es el caso de los de la Central de Autobuses,  deben ponerse en alerta y
mejorar el servicio que ofrecen a todos los usuarios.

Aclaró que independientemente de los Uber, los
taxistas de esa base siempre  se han preocupado por  la calidad del
servicio y por trabajar las 24 horas del día.

 “Nosotros nos
ponemos en alerta, es decir pondremos más atención al pasaje, que  es a quienes
nosotros nos debemos. Tenemos una amplia cartera de clientes  y somos bien
vistos por un amplio segmento de la sociedad; es un sitio con respeto dentro
del transporte público”.

 En cuanto a un posible  ajuste de
tarifas, para  evitar que el factor económico sea un motivo por el cual
 la gente pudiera optar por el nuevo servicio, el representante sindical aclaró
que a diferencia del Uber, los taxistas establecidos deben cumplir con una
serie de obligaciones y pagos, por lo cual se tendrá que valorar si se
mantienen los precios sin ajustes.

 “El detalle
es que nosotros pagamos renta a la central, 58 mil pesos mensuales,
aproximadamente, y como prestadores del servicio tenemos que pagar eso, y de
hecho Uber no paga a Transporte Público”, concluyó.