Preocupan las 135 defunciones por influenza en México; ‘la enfermedad nos rebasó’

0
413

Por Agencias

Ciudad de México.- En México se estima que entre el 39 y 41 por ciento de los pacientes con dengue no acuden a los servicios públicos de salud, por lo que muchos acaban en los consultorios adyacentes a farmacias donde se les receta para un cuadro viral, antibióticos y corticoides que inciden en complicaciones que pueden generar dengue grave, afirmó Marco Antonio Castillo Morán, epidemiólogo y Jefe de Servicios de Atención Médico Familiar de la Dirección Normativa en Salud del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste).

Reconoció que “la enfermedad nos rebasó, porque no se hicieron las medidas (de prevención) adecuadas en el momento oportuno, lo que ha generado la saturación de servicios de segundo y tercer nivel de atención hospitalaria”.

El Panorama Epidemiológico de Dengue 2019, actualizado al pasado 5 de diciembre, mantiene a Jalisco como la entidad con mayor número de casos confirmados con 10 mil 547, es decir, cuatro veces más a lo reportado en el mismo periodo de 2018, y donde se han presentado 28.4 por ciento de los contagios y 25 de las 135 defunciones reportadas a escala nacional.

Cuestionado al respecto, destacó que en el cuadro de contagios no sólo inciden factores ambientales, también elementos culturales, pues no estamos atacando la base que es la eliminación de criaderos, lo cual debe realizarse todo el tiempo.

Si bien son acciones que deben realizarse bajo la batuta de la autoridad sanitaria, “no es sólo un problema del sector salud. Se tienen que involucrar otras dependencias que incluyan desarrollo, medio ambiente y obras públicas, pues cualquier vivienda que se construya debe contar con mosquiteros y evitar cualquier espacio que pueda servir para la reproducción del mosquito”.

Agregó que se debe construir un modelo basado en la prevención, tanto dirigida a atacar al mosquito Aedes aegypti, principal vector de los virus que causan el dengue, como a la autoprotección de la población que tiene que estar informada de cómo se debe eliminar todo el ciclo de reproducción del insecto, pero también, cuando se presenta un cuadro de fiebre, deben atenderse a tiempo, porque acuden a otros lugares y terminan con un dengue grave. A eso nos referimos con alfabetismo en salud.

Castillo Morán, presidente del Observatorio Latinoamericano para la Salud, reiteró que muchos pacientes con dengue no acuden a los servicios de salud pública porque hay una percepción de que sólo los van a entretener, pero desconocen toda la labor que se debe realizar para aplicar cercos sanitarios y que se rompa la cadena de contagios para evitar que la enfermedad se transmita a un familiar o vecino, por lo que insistió en que ante los síntomas de la enfermedad (fiebre, dolor de cabeza y cuerpo) se debe acudir a una institución de salud. (Laura Poy Solano/La Jornada).