Provida de Tamaulipas se pronuncia por permanencia de ‘ley de la chancla’

0
480

Por José Gregorio Aguilar 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El presidente  de Provida  en Tamaulipas, Francisco Joel Rodríguez Domínguez se pronunció en contra de las reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en las que se prohíbe aplicar  castigos corporales a menores.

“Siento que es una decisión un poco extrema, porque hoy en día los hijos necesitan una nalgadita, un tipo de correctivo que no hace daño; siento que a los jóvenes se les están otorgando derechos que en lugar de prevenir una posible mala conducta las están alentando”.

Consideró que los legisladores  no se deben meter en cuestiones que tienen que ver con métodos de crianza de los padres, aprobando este tipo de reformas que en nada ayudan a mantener la disciplina en casa o en la escuela.

Refirió que este tipo de iniciativas o leyes solo alientan el mal comportamiento de los hijos y hace que se pierda el orden y el respeto hacia los mayores,  algo muy grave porque actualmente las nuevas generaciones están creciendo sin valores.

Los legisladores están dando más atribuciones al Estado, que realmente corresponde ejercer a los padres de familia, puntualizó el dirigente de Provida.

 “El Estado se está tomando atribuciones que corresponden a los padres de familia”.

Desde su punto de vista, dar un “manazo” como método correctivo o disciplinario, como hacían las generaciones pasadas, no tiene por qué verse como un acto de violencia extrema. Incluso en las escuelas también era normal que los alumnos mal portados recibieran “reglazos o manazos”, y nadie se escandalizaba porque realmente era una medida disciplinaria que ayudaba a la formación de los niños.

“No era nada  que nos hiciera  aparecer como violentados o sufridos o que nos dejara traumados. Ahora, a los adolescentes se les dan elementos para estar en contra de los padres”, concluyó.