La Secretaría de Salud de Gloria Molina es la peor en la historia de Tamaulipas: Sierra

0
904

Por Lupita Álvarez 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El secretario general de
la Sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud
(SNTSS), Adolfo Sierra Medina consideró que la actual Secretaría de Salud es la
peor que ha tenido Tamaulipas en toda su historia, y pidió a la titular de la dependencia
Gloria Molina Gamboa, directores y jefes de jurisdicciones sanitarias “bajarle
dos rayitas a su soberbia”.

“Estamos viviendo la peor administración de Salud en
toda la historia de Tamaulipas, y que se escuche claro y fuerte: no me da temor
porque eso es comprobable; en todas las unidades está la carencia, la falta de
personal, la amenaza, la presión, y yo creo que esto ya tiene que acabar”,
advirtió.

Entrevistado al acudir al edificio de la Secretaría
de Salud, donde estuvo acompañado por un grupo de trabajadores, Sierra Medina
dijo que tiene seis meses en la dirigencia sindical y no ha podido hablar con
Gloria Molina Gamboa, y con esa misma soberbia están los directores y jefes de
las jurisdicciones sanitarias.

“Con solo ver el comportamiento de los funcionarios
que tenemos en Tamaulipas, llámese jefes de jurisdicción o directores, pareciera
que el mandato de la secretaria de Salud es la represión y la amenaza, porque
así nos sentimos los trabajadores. Nos cambian de área sin una justificación, y
sin notificar al sindicato a pesar de que éste tiene derecho de conocer el
cambio para salvaguardar los derechos de los trabajadores”, indicó.

Se quejó de que Gloria Molina Gamboa muestra una
gran indiferencia hacia el sindicato que él representa, y prueba de ellos es
que desde hace ocho días le envió un oficio para una reunión y hasta la fecha
no se lo ha contestado.

“La doctora manifiesta una gran indiferencia en
contra de la representación sindical, y es algo que no se puede justificar
porque se supone que estamos a la par: Ella defiende los derechos de la
Secretaría y nosotros el derecho de los trabajadores, y debemos caminar
agarrados de la mano”, concluyó.