Liderazgo y esperanza

0
311

Jorge Bladimir Joch González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En todos los aspectos de la vida los liderazgos han jugado un papel preponderante, pues un grupo no se mueve si no hay quien lo impulse con su ejemplo o conminándolo a hacerlo, y ese ha sido el éxito para que el mundo avance.

Y esto viene a colación por la esperanza que despierta en la afición victorense el equipo de futbol “Correcaminos”, de que esta vez sí es factible que pueda ascender a la primera división.

Porque muchas temporadas y desde hace muchos años se le ha vendido esa idea a los seguidores del equipo que merecen gran respeto porque han estado con él en las buenas y en las malas, y sin embargo la mayoría de las veces al terminar los torneos se encontraban con la famosa frase “Dijo mi mama que siempre no”.

Hoy la percepción de la gente seguidora del “Correcaminos” es distinta porque se dan cuenta de que hay decisión y orden en la forma de hacer las cosas, y se tocan todas las puertas que se deben tocar.

En la presidencia del “Club” está un líder nato Miguel Manzur Pedraza, que desde su juventud ha mostrado tener lo que necesita una persona para encabezar proyectos importantes, y él empezó con sus compañeros de la Facultad de Agronomía de la UAT, después en el sector comercio, en clubes sociales, en la COPARMEX y en la función pública, sin importar que fueran funciones distintas o desconocidas para él, pues supo siempre con entereza y dedicación sacar adelante a quienes creyeron en su liderazgo.

Por eso hoy hay fe y esperanza en que Miguel empujará al “Correcaminos” a un sitio mejor, pues el progreso es siempre lo que busca el ser humano.

bladijoch@hotmail.com