Maestros de Tamaulipas piden padrón que dé certeza a elecciones del SNTE

0
524

Por José Gregorio Aguilar
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ante la imposibilidad de conformar a corto plazo un cuerpo electoral del magisterio que dé certeza y legalidad al proceso de elecciones en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), lo mejor será solicitar el apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE) y a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para que sea un ente órgano imparcial el que conduzca el proceso, dijo José Luis Coronado Alvarado.
El vocero del Movimiento Magisterial Nuevo Sindicalismo, consideró que lo más importante es que la nueva historia sindical que inicia este año se construya con confianza, porque los maestros van por la recuperación del sindicato.
“Todos en el SNTE están en disputa por el botín y creo que necesitamos recuperar al sindicato, y si no somos capaces de tener un colegio electoral adecuado e imparcial lo mejor es solicitar el apoyo del INE y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Que la SEP, ISSSTE y la Secretaría de Hacienda nos den padrón confiable, publicable y que él con vayamos a una elección con órgano imparcial”, insistió.
De acuerdo con Coronado Alvarado puede haber varios aspirantes a dirigir el SNTE y es posible que crezcan las descalificaciones entre unos y otros, pero al final los maestros de base saben perfectamente quiénes han dado la espalda al sindicato y quiénes se han preocupado por defender los derechos laborales y la escuela pública.
Independientemente de los candidatos, el vocero de Nuevo Sindicalismo hizo énfasis en la importancia de contar con un padrón transparente, confiable y que pueda ser publicado, ya que se tratará de una elección histórica en la que por primera vez cada maestro votará personal y directamente por alguno de los aspirantes a dirigir el SNTE.
“Si vamos a partir hacia una nueva historia sindical lo más sano es que se construya con confianza, no importan los nombres, importa la recuperación del sindicato para volver a sus orígenes, a ser una organización poderosa que defienda a los trabajadores, a la escuela pública, al normalismo, la formación profesional y los derechos laborales”, concluyó.