Mueren dos actores de Televisa en ensayo de escenas de ‘Sin miedo a la verdad’

0
344

Por Agencias

Ciudad de México.- Los actores Jorge Navarro Sánchez y Luis Gerardo Rivera fallecieron la noche del jueves durante los ensayos de una de las escenas de la serie “Sin miedo a la verdad”, bajo la producción de Rubén Galindo.

Mediante un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, la producción lamentó el terrible accidente ocurrido en una locación, cuando Navarro Sánchez y Rivera cayeron de un puente de aproximadamente cinco metros de altura.

Sin abundar en detalles, Televisa informa en su comunicado difundido en sus redes sociales que la producción a cargo de Rubén Galindo atiende el lamentable incidente con las autoridades de la Ciudad de México.

La televisora de San Ángel agregó que el productor de la tercera temporada de la serie atiende todos los detalles de lo ocurrido en coordinación con las autoridades.

Tanto la producción, como actores y público en general lamentaron los acontecimientos y externaron sus condolencias a la familia de los actores que participaban en el programa que aborda diversas problemáticas sociales.

Los hechos se registraron en la calle Oriente 239 C, entre Ignacio Zaragoza y Sur 4 de la colonia Agrícola Oriental, alcaldía de Iztacalco a las 21:20 horas, según el reporte policial de la CDMX realizado por el sector Pantitlán.

 El productor de la serie, Alejandro Gutiérrez dio a conocer que la producción se encontraba laborando en la locación desde las 17:00 horas del jueves 16 de enero. Actualmente se trabaja sobre la tercera temporada, en la que Jorge Navarro Sánchez y Luis Gerardo Rivera tenían una escena sobre un puente elevado a cinco metros de altura, donde se registró el letal hecho.

Ambos actores cayeron del puente de cinco metros tras correr para el ensayo de la escena y resbalar.

Rápidamente llegaron paramédicos y cuerpos de auxilio al lugar para que Jorge Navarro Sánchez, de 46 años de edad, y Luis Gerardo Rivera de 30 años, fueran atendidos, pero lamentablemente no sobrevivieron al traumatismo craneoencefálico severo.