Habitantes de Ciudad Victoria exigen a Xico que renuncie si no puede gobernar

0
514

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La inconformidad social crece. Esta vez un grupo de colonos exigieron la renuncia inmediata del alcalde Xicoténcatl González Uresti,  por su ineptitud a resolver los problemas del  municipio, en especial el abasto de agua.

Al grito de ¡Fuera Xico!, decenas de inconformes se reunieron en la Plaza de los Héroes, en  22 Hidalgo, donde  efectuaron un mitin antes de dirigirse al edificio del ayuntamiento para  entregar a la autoridad su pliego de peticiones.

Fueron convocados por el Movimiento Tamaulipeco de Dignificación y Democracia, una organización civil que gestiona y apoya a grupos vulnerables de la ciudad, coordinada por José Dosal Hernández.

En el curso del  mitin, los oradores exigieron que, si el alcalde “no puede con el paquete”, que renuncie.

Lo hicieron en el Día Mundial de la Justicia Social, 20 de febrero.

Orlando Hernández, responsable de Atención Ciudadana en la estructura del Movimiento, fue muy claro en sus palabras:

-Si el presidente municipal no puede, que se haga a un lado.

Dijo que la marcha de protesta “no es una ocurrencia como la de nuestras autoridades” sino un reclamo: “queremos que el presidente cumpla sus compromisos”.

Exclamó desde la tribuna improvisada sobre la plaza: “Xico, si no puedes ¡renuncia!”.

Alejandra Reyna, otra joven que tomó el micrófono manifestó que quienes más sufren en la ciudad por la falta del vital líquido son los niños, que padecen enfermedades y dejan de ir a sus escuelas, pierden clases.

Resumió su protesta: “Ya es tiempo de decirle al alcalde ¡ponte a trabajar!”.

Al turno Ulises Mendoza pidió a todos los victorenses “levantar la voz para exigir el vital líquido”.

Refirió  que es tiempo de decirle  “al alcalde bailarín, basta de corrupción, negligencia y mal gobierno”.

Al  final generalizaron el coro de ¡Fuera Xico! y, con todo orden, respetando la circulación vehicular de las calles, se dirigieron a la Presidencia Municipal  donde siguieron con su protesta.

Señalaron que esto es el principio de una lucha que continuarán en los siguientes días para exigir agua al alcalde González Uresti, o que  se vaya, que renuncie.

En la presidencia municipal el alcalde prácticamente fue obligado a recibir el pliego petitorio de los manifestantes, quienes lo recibieron a grito abierto.