Estallan violentos disturbios en Chihuahua por entrega de agua a Estados Unidos

0
515

Por Agencias

Chihuahua.- Productores agrícolas de Delicias,
Meoqui y Camargo bloquearon ayer hasta por seis horas vías de ferrocarril y dos
carreteras; quemaron ocho camionetas, dos tráileres y dos patrullas de la
Guardia Nacional (GN), además de causar destrozos a casetas de peaje, en
protesta porque la Comisión Nacional del Agua (Conagua) incrementó de 55 a 110
metros cúbicos por segundo el trasvase de agua de la presa La Boquilla, ubicada
en el municipio de Camargo, para cumplir con la entrega anual de 652 millones
de metros cúbicos a Estados Unidos, de acuerdo con el Tratado Internacional de
Aguas de 1944.

Este año vence el ciclo quinquenal para la entrega
de líquido y el gobierno mexicano no puede tener adeudos, ya que en el periodo
anterior terminó con un déficit y el tratado señala que esto no puede ocurrir
en dos ciclos consecutivos.

La Conagua determinó extraer mil millones de metros
cúbicos de la presa La Boquilla y 100 millones de la presa Luis L. León
(también conocida como El Granero), ubicadas en Chihuahua, así como 150
millones de metros cúbicos de la Marte R. Gómez, en Tamaulipas, y 100 millones
de un embalse en Coahuila.

Argumentó que la extracción de La Boquilla es parte
de una estrategia integral dentro de un marco de mayor equidad en la
distribución del recurso. Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, que forman parte
de la cuenca del Río Bravo, ya han contribuido en esta estrategia.

Sin embargo, la Asociación Estatal de Usuarios de
Riego de Chihuahua rechazó la extracción de agua de La Boquilla. Alrededor de
las nueve de la mañana de ayer, un grupo de agricultores bloqueó con tractores
el cruce del ferrocarril en la avenida Tecnológico, en Delicias, e incendió dos
camionetas de Conagua y una patrulla de la Policía Federal, además otra
patrulla y un vehículo blindado que amagó con quemar si Conagua insiste en
extraer el líquido.

Los labriegos cerraron la carretera Panamericana
cerca de la seccional de Lázaro Cárdenas, municipio de Meoqui, donde apedrearon
una patrulla de la GN y saquearon y quemaron un tráiler de la empresa Bimbo.

Al mismo tiempo, 100 agricultores y habitantes de
Camargo, entre ellos el alcalde panista Arturo Zubia Fernández, buscaron entrar
a la presa Las Pilas, derivadora de La Boquilla, en el municipio de San
Francisco de Conchos, pero fueron enfrentados por oficiales de la GN.

Alrededor de 100 manifestantes lanzaron piedras a
elementos del Ejército y de la GN que resguardan el embalse, pero fueron
replegados con gases lacrimógenos.

Los inconformes se llevaron dos camionetas de la
Comisión Federal de Electricidad al lugar de la refriega, donde les prendieron
fuego y las hicieron rodar contra los uniformados.

Los agentes fueron atacados con piedras y palos, aun
cuando estaban desarmados. Una manifestante fue atropellada por una camioneta
en llamas. Los disturbios, en los que participó el diputado local panista Jesús
Valenciano, se prolongaron hasta pasadas las 15 horas.

Al mismo tiempo, el gobierno estatal convocó a una
rueda de prensa con diputados federales panistas y el senador Gustavo Madero,
quienes acusaron a la Conagua y al gobierno federal de provocar el descontento
social. Por la noche, la Conagua informó en un tuit que determinó regresar el
flujo de agua de la presa a su nivel normal. (Angélica Enciso/La Jornada).