Pompeo acusa a China de ocultar información ‘vital’ del coronavirus

0
233

Por Agencia.-

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó hoy a China por ocultar información “vital” respecto a la propagación del coronavirus alrededor del mundo.

Según el funcionario del gabinete de Donald Trump, los gobernantes y científicos chinos tendrían información para frenar más casos de contagio.

Durante su intervención, en la reunión virtual de emergencia que tuvo el Grupo de los Siete, G7, Pompeo dirigió un mensaje a sus homólogos de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unidos, en el que calificó como un supuesto encubrimiento del gigante asiático, cualquier hallazgo para combatir la enfermedad.

Mi preocupación es que este encubrimiento, esta desinformación en la que está metido el Partido Comunista de China, sigue privando al mundo de la información que necesita para que podamos evitar que vuelvan a aparecer más casos o que algo como esto se repita.

Esta es una crisis mundial en curso, y tenemos que asegurarnos de que todos los países sean transparentes hoy en día, compartiendo lo que realmente está sucediendo, para que la comunidad mundial, la comunidad sanitaria mundial, la comunidad que trabaja con enfermedades infecciosas pueda comenzar a afrontar esto de una manera holística", expresó Pompeo ante las otras potencias militares y económicas.

Por otra parte, en una entrevista el martes, con el programa de radio Washington Watch las críticas de Pompeo, provocaron una réplica de China, que pidió que éste deje de «politizar» la epidemia y de difamar al país.

En respuesta, el portavoz del ministerio de relaciones exteriores Geng Shuang dijo que China ha sido transparente y ha compartido información con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros países, incluyendo Estados Unidos.

No obstante, no es la primera vez que el secretario de estado hace este tipo de acusaciones a la nación asiática y a su gobierno en Beijing, por supuestamente no revelar “la verdad” del patógeno que ha puesto fin a la vida de 19 mil 625 personas en el mundo, desde finales de diciembre de 2019.