Tribunal de Tamaulipas encubrió 3 años a alcaldía de SLM en detrimento de trabajador

0
286

Por David Zárate Cruz

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Tribunal de Conciliación y Arbitraje de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Tcatsem) dejó pasar tres años con tres meses sin citar a juicio laboral al ayuntamiento de Soto la Marina y luego culpó de ello al trabajador despedido motivo de la demanda.

Debido a que el Tcatsem declaró la caducidad, magistrados laborales otorgaron el amparo al trabajador para para que continuara el juicio laboral y fue mediante la ejecutoria 313/2018 obligaron que al órgano estatal a hacerlo.

Como última opción, el Magistrado Daniel Ricardo Flores López, presidente del Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Noveno Circuito en Victoria, notificó:  “se tiene por consentida la determinación mediante la cual se declaró cumplida la ejecutoria que concedió el amparo y protección de la Justicia Federal y se ordena el archivo del presente asunto como totalmente concluido; asimismo, no es de relevancia documental…,  transcurrido el término de cinco años …., este expediente es susceptible de depuración”.

El 31 de octubre del 2013, el trabajador afectado demandó al ayuntamiento de Soto la Marina ante el Tcatsem, reclamando entre otros la reinstalación en su puesto de trabajo en el Poblado La Pesca. Ese mismo día se ordenó citar al municipio demandado. El 4 de septiembre del 2017 el Tribunal tuvo por desistida a la parte trabajadora de dicho juicio “por no impulsarlo por tres años”, y ante ello el despedido recurrió al juicio de amparo.

El Magistrado Daniel Ricardo Flores López, a quien correspondió estudiar el asunto, determinó que la razón por la cual el  procedimiento no avanzaba fue la falta de emplazamiento de la parte demandada, pues desde el 31 de octubre de 2013, el tribunal burocrático ordenó el emplazamiento del ayuntamiento empleador, sin embargo no  obstante  ello el  emplazamiento  se llevó  a  cabo  por  la  autoridad  responsable  hasta  el 31 de enero de 2017.

 El pleno judicial otorgó el amparo para que el Tcatsem deje  insubsistente  la  resolución  de  4  de septiembre de 2017, emitida en el expediente laboral 151/M/2013 y en su lugar dicte otra, en la que determine que el desistimiento tácito (caducidad) de la acción obrera no se actualiza, en términos de lo dispuesto en los numerales 91 bis y 114 de Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y continúe con el procedimiento burocrático.