Usará Trump pandemia como pretexto y acelerará deportaciones a México

0
324

Por Agencias
Ciudad de México.- Con el pretexto de controlar la pandemia de Covid-19 y evitar que infecte a los agentes migratorios, el gobierno de Donald Trump planea devolver “de inmediato” a México a todos los solicitantes de asilo y migrantes que traten de ingresar a Estados Unidos, informó el diario The New York Times (NYT).
El diario neoyorquino -que citó a cuatro funcionarios- indicó que la nueva medida será anunciada en las próximas 48 horas e instruirá a los agentes de la Patrulla Fronteriza a regresar a México a todas las personas que intenten llegar a Estados Unidos. La acción se llevará a cabo “sin detención ni debido proceso”, puntualizó.
Según el artículo publicado este martes, los funcionarios justificaron la medida por el temor de que el Covid-19 se propague en los centros de detención e infecte a los agentes migratorios, “lo que debilitaría las defensas de la frontera sur”. Además, afirmaron que muchos de los migrantes que llegan a Estados Unidos “ya están enfermos o carecen de los documentos suficientes que detallen su historial médico”.
El NYT señaló que si bien esta medida se aplicaría en reacción a la pandemia del Covid-19, en realidad estaba en la mente de Trump desde hace meses, y recordó que el magnate “amagó con cerrar la frontera muchas veces en el pasado, con la esperanza de desmoronar la migración irregular y presionar a México para que haga más en reducir el flujo de la migración”.
Actualmente el gobierno estadunidense devuelve a México a decenas de miles de solicitantes de asilo extranjeros, bajo los polémicos Protocolos de Protección a Migrantes -el plan conocido como “Quédate en México”-, pactados con el equipo de Andrés Manuel López Obrador durante el periodo de transición.
Sin embargo, con “Quédate en México” la devolución se realiza siguiendo cierto proceso y con algunas garantías para los solicitantes de asilo. Por ejemplo, sólo aplica para personas hispanohablantes y recientemente para lusohablantes. La nueva regla permitiría a las autoridades de Estados Unidos devolver a todas las personas, sin que tengan oportunidad de pedir asilo o una estancia legal. (Mathieu Tourliere/Apro).