Va UIF contra mafia de evangélicos que abusan de niños y mujeres en nombre de Dios

0
536

Por Agencias
Ciudad de México.- Por los delitos de pornografía infantil y abuso sexual, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó las cuentas de integrantes de la Iglesia La Luz del Mundo, de la que era líder Naasón Joaquín García, y las cuales ascienden a más de 359 millones de pesos.
En conferencia, el titular de la UIF, Santiago Nieto, explicó que fueron bloqueadas las cuentas de seis personas relacionadas con la red que engañaba a sus víctimas por medio de la fe para que donaran sus pertenencias a la iglesia.
Aclaró que las irregularidades de los sospechosos no sólo consistieron en la estafa, sino que además tenían una práctica de pornografía infantil y explotación sexual de menores.
Nieto Castillo detalló que como parte de las acciones del gobierno federal en contra de este tipo de ilícitos, la UIF logró bloquear dos montos directos de la Iglesia de La Luz del Mundo: uno por 359 millones 981 mil 131.42 pesos y otro por un millón 569 mil 236.07 dólares.
Además, indicó, hay un monto de 82 mil 483.30 pesos de terceros que están relacionados con este delito.
“Hay un bloqueo de seis personas relacionadas con un grupo religioso donde había donativos que desarrollaban a la iglesia y una práctica de pornografía infantil y de explotación de naturaleza sexual”, dijo.
EL ABUSO EN NOMBRE DE DIOS
En febrero pasado Sochil Martin, quien fungió como secretaria del líder de La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, denunció a éste por haberla utilizado sexual y laboralmente con el argumento de que “era voluntad de Dios”.
La joven denunció en conferencia que de los nueve años fue víctima de abuso sexual de Samuel Joaquín Flores, el fundador de la iglesia La Luz del Mundo, y de su hijo, Naasón Joaquín García, preso en California por cargos similares.
Sochil Martin, de 36 años, acusó a esa iglesia de ser una “mafia” que explota sexualmente a menores de edad, trafica personas y abusa económicamente de sus seguidores.
El abogado de Martín, Jeff Anderson, quien presentó una demanda criminal federal contra Naasón Joaquín y la iglesia, dijo que La Luz del Mundo es “una operación internacional” de explotación sexual y laboral.
Anderson dijo los seguidores de esa iglesia han acosado a quienes pudieran declarar en su contra de una manera que “que en 38 años de practicar jurisprudencia jamás lo había visto”.
Martin dijo que, “desde los nueve años, mi propia familia y mi comunidad me enseñaron que mi alma eterna dependía de complacer sexualmente al apóstol de la Luz del Mundo”.
Durante 22 años, siguió, vivió “para trabajar, mentir, viajar y dar su cuerpo para una organización que me vio nada más como ganancia financiera y placer sexual”.
“Cientos, si no miles de niños, antes y después de mí, han sufrido el mismo destino”, advirtió la mujer a quien su esposo, también exmiembro de La Luz del Mundo, acompañó a la conferencia de prensa.
“Varias generaciones de niños que han crecido en La Luz del Mundo han sido forzados a ser sirvientes sexuales para el apóstol”, declaró Martin, quien dijo que compartía su historia para poner fin a lo que pasa en esa iglesia.
“Las niñas que deberían de estar jugando con sus amigas y disfrutando sus vidas pasan el tiempo aprendiendo como bailar y cómo tocar a los apóstoles de la Luz del Mundo, al igual que muchas mujeres, a las que desechan cuando ya no les sirven para sus malsanos propósitos”, agregó.