Dr. Tofic/Anillo al dedo

0
601

Azahel Jaramillo H.

1.- ¿Cómo están? En caso de que tengan privilegio de “Me quedo en casa” o tengan la obligación o necesidad  de salir a trabajar… lo mejor es que se cuiden todos al máximo. La razón es muy sencilla. En Ciudad Victoria, para nadie es un secreto, los hospitales del sector salud carecen de equipo y de camas para atender una contingencia como la que se cierne sobre esta ciudad capital.

         Veamos hospital por hospital.

El Hospital Civil, en sus añosas instalaciones está al límite de su capacidad.

El Hospital General “Dr. Norberto Treviño Zapata”, luego de haber sido el orgullo de Cd. Victoria en los años del pasado, tiene poco más dos años en ruinas: sin quirófanos, destrozado su sistema de lavado de ropa, sin elevadores, vaya sin siquiera un ingao papel para elaborar un escrito.

El Hospital del IMSS, en la Loma, desde hace años es insuficiente en sus instalaciones para atender a sus derechohabientes. Sus doctores, enfermeras y administrativos despliegan el mejor de sus esfuerzos. Pero desde hace al menos un año, su área de Urgencias parece sacada de la escena de una película de guerra o de terremoto. Ya nos hace falta otro Hospital del IMSS en Victoria.

El Hospital del ISSSTE, por el rumbo del Fovissste, hace cuatro días cerró sus puertas por voluntad personal de sus doctores y enfermeras. Protestaron por no tener ni un inche cubrebocas para enfrentar al COVID 19. ¿Y cuál fue el resultado? El alto mando ordenó sin decir agua va, destituir al subdirector Dr. Tofic Salum Fares, como si él tuviera la culpa de la ingada austeridad ordenada y presumida desde Palacio Nacional por la Cuarta Transformación.

Respecto al Dr. Tofic, desde estas líneas nos sumamos a los reconocimientos  al Dr Tofic Salum Fares, por su entrega y pasión por la medicina. El sector salud oficial pierde momentáneamente a uno de sus mejores soldados, esperemos verle pronto en otra trinchera.

Y de los hospitales particulares como LaSalle y Médica Norte ni qué decir. Al declararse una embestida del tamaño que sea del coronavirus en Cd. Victoria va a saturar el espacio y equipo que tienen. Y es que hace cosa de una semana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya publicó un Decreto Presidencial que estipula que en caso necesario en razón del COVID 19 todos los hospitales privados que haya de Sonora a Yucatán van a ser intervenidos por el Gobierno Federal.

Y por mucha lana que tenga un victorense, bien por herencia o porque se gane el Avión Presidencial en la Lotería Nacional, pues va a estar harto difícil que pueda internarse en una clínica del vecino estado de Texas.                           

     Pero ya lo dijo el viernes nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador: El COVID 19 “nos vino como anillo al dedo para afianzar la transformación”.

Bueno, pues a ver cuántos mexicanos quedan y/o quedamos por ahí para el Día de la Independencia. Y no me refiero a la cinta de Will Smith ¿Qué no?      

DOS.- Vivimos sin duda días en que debemos llevárnosla con calma. Horas inciertas vive la nación. NOS VEMOS.  

azahel_jaramillo@hotmail.com