A senadores de PRI y PAN les molesta que AMLO se reúna ‘con un racista’ como Trump

0
400

Por Agencias

Ciudad de México.- La senadora del PRI, Claudia Ruíz Massieu, consideró que se debe recuperar la experiencia de la criticada visita a México del entonces candidato presidencial, Donald Trump, a fin de calibrar muy bien el marco en el que se dará el encuentro entre el mandatario estadunidense y el presidente Andrés Manuel López Obrador en Washington, a fin de que quien gobierna en la Casa Blanca no lo use con fines electorales.

Dijo que si bien el marco de la visita es la entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio entre México, Estados unidos y Canadá (T-MEC), está latente el riesgo para López Obrador por el contexto electoral de Estados Unidos y por el carácter errático de Trump en su forma de referirse y conducirse con nuestro país.

A pregunta expresa sobre su experiencia como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores  con la visita de Trump a México, cuando estaba en campaña, respondió que el propio ex presidente  Peña Nieto admitió,  en su momento,  que invitar al entonces candidato republicano fue una decisión mal calibrada y por eso, es valioso recuperar ahora  esa experiencia, en este te encuentro, bilateral o trilateral y acotar los espacios de riesgo para el país.

Por su parte, senadores del PAN  consideraron que la visita de López Obrador a Estados Unidos, con motivo de la entrada en vigor del T-MEC, es una apuesta muy arriesgada, ya que representará un apoyo implícito a la campaña de Donald Trump para tratar de reelegirse en la presidencia de aquel país.

El senador  Damián  Zepeda dijo que resulta paradójico que López Obrador decida que su primer  viaje internacional sea a Estados Unidos, con el riesgo de impulsar la campaña “de un personaje que desprecia a México, a nuestros paisanos y que se ha caracterizado por su xenofobia, racismo y hostilidad hacia nosotros.”.

La presidenta de la Comisión de Relaciones  Exteriores para América del Norte, Gina Cruz Blackledge, consideró que el ejecutivo federal sólo va “a tomarse la foto” y al igual que Zepeda, confió en que la cancillería tenga un plan estratégico para minimizar los riesgos de este encuentro. (Andrea Becerril y Víctor Ballinas/La Jornada).