Hasta los dirigentes magisteriales hablan de dinero en el regreso a clases

0
315

Por José Gregorio Aguilar
Cd. Victoria, Tamaulipas.- El Gremio Nacional de los Trabajadores de la Educación (GNTE) fijó su postura respecto al protocolo de regreso a clases presenciales en el que se contempla una serie de acciones para prevenir posibles contagios y preservar la salud de toda la comunidad educativa.
De acuerdo con el representante de esa organización magisterial en Victoria, Sadoy Hernández, las intervenciones intervenciones que forman parte de dicho protocolo, que reiteradamente ha dado a conocer el titular de la SEP Esteban Moctezuma Barragán, son buenas, pero la preocupación de todos (maestros, directores, padres de familia) es la falta de recursos para implementar estas acciones preventivas en las escuelas, porque no se sabe de dónde provendrá el presupuesto o la inversión para esa obligación.
“Mi preocupación y de todos es no el hecho de realizar esas acciones sino con qué se establecerán, porque el sustento socioeconómico siempre lo hacen los padres. Nosotros vamos a estar en constante comunicación con ellos y esperemos que por parte del gobierno federal se emane una partida presupuestal a este tipo de necesidades, que si bien contamos con una muy buena referencia de trabajo y ayuda total que han hecho algunos gobiernos estatales y el gobierno federal a las comunidades mediante los consejos de participación social creados en las escuelas, espero que perduren ya que en algunos casos se han encontrado conflictos o falta de ellos”, aclaró el representante magisterial.
El GNTE hace un llamado a toda la estructura educativa y a la propia autoridad a entablar vías de comunicación y entendimiento para que se pueda cumplir con el regreso a clases el 10 de agosto, y aseguró que a los docentes los distingue su profesionalismo y responsabilidad para cumplir con disposiciones federales o estatales.
“Hacemos un llamado a maestros directores, supervisores y autoridades a que comprendamos que en esta situación debemos entablar vías de comunicación y entendimiento para llevar a cabo un nuevo regreso basado en este calendario escolar del 10 de agosto.
“Nosotros los maestros tenemos esa obligación y profesionalismo de responder al llamado de gobierno por medio de estas medidas en las escuelas”, concluyó.