Condenan a mil 200 años de cárcel a autores de matanza en penal de Topo Chico

0
332

Por Agencias

Monterrey, Nuevo León.- A mil 200 años de prisión fue condenado cada uno de los seis homicidas por su participación en la masacre de 48 internos en 2016 en el desaparecido Penal del Topo Chico, informó hoy la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

Además de la pena corporal, los sentenciados por el delito de homicidio calificado deberán saldar un pago a los deudos de 369 mil pesos, por reparación de daños y gastos funerarios.

La dependencia informó que los responsables del homicidio múltiple son Edgar Fabián Solís Rodríguez, Gerardo de León Alemán, José Fidencio Armendáriz Guardiola, Francisco Javier Eguía Meza, Luis Carlos Carrasco Espinoza y Juan Ángel Leal Flores.

Todos fueron notificados de la determinación judicial en la audiencia de individualización de sanciones efectuada el 30 de junio en la Sala 2 de Palacio de Justicia de Monterrey, por ejecución de sentencia condenatoria, por los disturbios ocurridos durante la noche del 10 de febrero y la madrugada del 11 del 2016 en la penitenciaría estatal.

Inicialmente, el 5 de julio del 2019 el juez de primera instancia había resuelto una sentencia absolutoria a favor de los procesados, pero la Fiscalía estatal interpuso un recurso de apelación.

El 11 de junio de este año, el juez de segunda instancia revocó la absolución y dictó una nueva sentencia, esta condenatoria, en contra de los seis mencionados.

La audiencia de la notificación fue efectuada en formato de videoconferencia con la plataforma Teams, con tres jueces ubicados en una oficina y en la Sala de Audiencia, donde también se encontraba el fiscal, así como la defensa que interactuó desde su propia oficina.

Los sentenciados fueron notificados, a distancia, en las sedes penales donde se encuentran: Edgar Fabián y Luis Carlos en Nuevo León; Gerardo en la CDMX; Francisco, en Durango, y José Fidencio y Juan Ángel, en Coahuila.

En el hecho violento murieron 49 personas, pero un policía fue procesado por haber dado muerte a tiros a uno de los internos. (Luciano Campos Garza/Apro).