Culpan a gobiernos y no a la gente que se haya detenido la reactivación económica

0
300

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Desde el punto de vista del integrante del colectivo Diálogos por Victoria, Ubaldo Martínez, a las autoridades del gobierno del estado y del federa les ha faltado mayor claridad y precisión respecto a la información sobre el Covid-19, pues las medidas preventivas que anuncian son confusas y hasta generan psicosis o temor entre la población.

Cuestionó el canal de comunicación y la política informativa que el Estado mantiene  con la comunidad porque no es efectiva, deja muchas dudas y genera desconfianza e incredulidad respecto a los casos y contagios de coronavirus.

“Primero lanzan un comunicado, luego sacan otro que contradice al anterior y después políticas erráticas que no se justifican; entiendo perfectamente a los grupos empresariales, pues muchos de ellos están perdiendo hasta la camiseta, y tú como autoridad me hiciste abrir y me hiciste gastar un montón de dinero para cumplir con medidas. Yo ya estoy cumpliendo y ahora yo tengo que pagar volviendo a cerrar”.

Comentó que otro punto importante que también confunde  es el que tiene que ver con el semáforo epidemiológico de riesgo Covid, porque para el gobierno federal Tamaulipas está en color naranja pero para el gobierno del estado el color es rojo; es decir, no está muy claro cuáles actividades son las que sí deben permanecer abiertas.

El clamor de los grupos empresariales es válido, porque muchos se están quedando sin nada por mantener su negocio abierto y cumplir con todas las disposiciones; es decir, gastaron muchos recursos para cumplir, para mantener la operación de su establecimiento y del personal como para que de la noche a la mañana les vuelvan a decir que deben cerrar, detalló Martínez.

Refirió que bajo estas consideraciones no se puede culpar a la gente de no cumplir, sino a las autoridades por no unificar criterios ni manejar políticas públicas coherentes.

“No se están manejando políticas públicas coherentes, esa indefinición desde la entidad pública es la que está ocasionando que la gente deje de creer. Yo creo que es tiempo de que la autoridad se una para establecer políticas públicas y respetarlas”, concluyó.