Dos diputados de Morena sacan adelante solicitud de crédito del gobernador de Colima

0
389

Por Agencias

Colima.- Dos diputados de Morena se aliaron con el PRI para hacer avanzar en comisiones los trámites de dictaminación de la iniciativa mediante la cual el gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, solicitó permiso para contratar un crédito de 750 millones de pesos.

Mientras el resto de sus compañeros de fracción se habían pronunciado públicamente en contra de la aprobación del empréstito, los legisladores morenistas Julio Anguiano Urbina y Guillermo Toscano Reyes -presidente y secretario de la Comisión de Hacienda y Presupuesto- se unieron al priista Rogelio Rueda Sánchez para turnar la iniciativa a la elaboración de un dictamen en sentido favorable a la aprobación del crédito.

A menos de 24 horas de la llegada de la iniciativa al Congreso, Anguiano Urbina convocó a reunión de la comisión que encabeza para, entre otros puntos del orden del día, analizar la solicitud de autorización del crédito.

No obstante, sin consultar a sus compañeros, citó también a la misma sesión a los secretarios de Planeación y Finanzas, Carlos Arturo Noriega García, de Salud y Bienestar Social, Leticia Guadalupe Delgado Carrillo, y de Cultura, Oriana Zaret Gaytán Gómez, para que resolvieran dudas en torno a la justificación del crédito, que según el mandatario será destinado a las áreas de seguridad, atención del covid-19 y restauración del edificio histórico del Palacio de Gobierno.

En la sesión que se prolongó alrededor de 13 horas, el diputado Julio Anguiano Urbina -exdirigente municipal de PRI en Tecomán y sobrino del ex gobernador Mario Anguiano Moreno- pretendió, sin éxito, dar la voz a los funcionarios, mientras que varios de sus compañeros morenistas, encabezados por el coordinador de la fracción, Vladimir Parra Barragán, se opusieron con el argumento de que no se encontraba considerado dentro de la orden del día.

Con los ánimos encendidos, a lo largo de la sesión hubo desde enfrentamientos verbales y gritos hasta jaloneos de micrófonos entre los legisladores.

Por parte de Morena y el PT, Blanca Livier Rodríguez Osorio, Ana Karen Hernández, Arturo García Arias y Parra Barragán, entre otros, exigían que se reprogramara la visita de los funcionarios para dar tiempo a los diputados a analizar a fondo la iniciativa y formular sus dudas y cuestionamientos, además de pedir que también fueran consultadas diversas organizaciones de la sociedad en torno a la conveniencia o no de incrementar la deuda pública del estado.

Después de cuatro recesos, el diputado priista Rogelio Rueda Sánchez tomó la palabra y tras considerar que los diputados del grupo de Vladimir Parra no tenían interés de escuchar a los funcionarios, puesto que desde antes de la llegada de la iniciativa ya habían fijado su postura al respecto, propuso al presidente de la Comisión de Hacienda someter a votación el envío de la iniciativa a la elaboración de un dictamen favorable.

Anguiano Urbina atendió de inmediato la petición, que fue aprobada por tres votos, los de Anguiano y su compañero morenista Toscano Reyes, así como el de Rueda Sánchez, con la oposición de la petista Ana Karen Hernández y el morenista Arturo García Arias, mientras que el resto de los diputados de Morena, con derecho a voz pero no a voto por no formar parte de la comisión, expresaron su inconformidad en voz alta.

La mayoría de los demás diputados de otras fracciones que estuvieron presentes, permanecieron como espectadores la mayor parte del tiempo, sólo con algunas intervenciones en determinados momentos.

Sin agotar todos los puntos del orden del día, inmediatamente después de la aprobación del envío de la iniciativa a dictamen, se retiraron del recinto los diputados Julio Anguiano y Guillermo Toscano.

Posteriormente, a través de un comunicado, el diputado Vladimir Parra, quien también es presidente de la Comisión de Gobierno Interno del Congreso, denunció que lo acontecido en la sesión de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos fue una ilegalidad, “al aprobar por mayoría, de manera fast track, un dictamen en sentido positivo”.

El legislador morenista dijo que las acciones realizadas por los diputados Julio Anguiano y Guillermo Toscano son “una traición al pueblo, a la bancada, así como a los ideales y principios de Morena”.

Señaló que una de las irregularidades fue haber sesionado para analizar la solicitud de crédito del gobernador en menos de 24 horas, antes de que los diputados pudieran realizar un estudio profundo de la iniciativa.

Otra de las ilegalidades, añadió, fue realizar una votación para definir el sentido del dictamen, ya que la sesión no había sido convocada para ello, sino sólo para analizar la iniciativa.

También mencionó como ilegalidad la unilateralidad por parte del Presidente de la Comisión, quien invitó por su cuenta a los secretarios de Finanzas, Cultura y Salud a la sesión, sin que esto fuera avalado por la Comisión.

Parra Barragán comentó que la propuesta presentada por el priista Rogelio Rueda “es una chicanada, una ilegalidad que avalaron los diputados traidores Guillermo Toscano y Julio Anguiano, quienes traicionaron no solo a la Cuarta Transformación, sino también al pueblo de Colima”.  (Pedro Zamora Briseño/Apro).