‘La nueva normalidad no será normal’: Carlos Ornelas en la UAT

0
259

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) a través del Colegio de Directores, organizó el foro «Construyendo la Nueva Realidad, retos y resiliencia de la universidad ante el COVID-19”, que contó con la participación a distancia del experto en educación, Dr. Carlos Ornelas Navarro.

El evento trasmitido en la plataforma de Microsoft Teams, lo presidió el Rector de la UAT, Ing. José Andrés Suárez Fernández desde el Centro Universitario de Victoria, acompañado por funcionarios de la administración central.

En su mensaje el Rector de la UAT, Ing. José Andrés Suarez Fernández, agradeció al ponente su participación y destacó los esfuerzos que está haciendo la universidad para afrontar los retos de la pandemia y seguir ofreciendo un servicio educativo de calidad.

Por su parte y al hablar de la “nueva realidad” debido al COVID-19, el Doctor en Educación por la Universidad de Stanford y docente de la UAM Xochimilco, Jesús Carlos Ornelas Navarro, dijo que la pandemia además de representar retos en materia tecnológica y académica para los docentes y estudiantes, va a requerir de una introspección personal para superar la crisis que vendrá cuando se tengan que retomar las actividades.

El expositor señaló que el escenario que se plantea se centra en la resiliencia y dijo también que las universidades tendrán que apoyar a sus estudiantes, porque una gran parte de ellos, carecen de los recursos económicos para responder a las demandas que traerá la “nueva normalidad”.

“Qué va a pasar después de la pandemia, es muy difícil ver el futuro, sin embargo podemos hacer explicaciones razonables, tenemos crisis en la salud, económica, en las instituciones, tal vez crisis de legitimidad. La nueva normalidad no será normal, no como la conocíamos”, apuntó.

En este sentido, habló de tres escenarios que afectan a la sociedad en su conjunto, uno sería el escenario melancólico, que vislumbra un futuro fatídico, otro el festivo, que es el optimista.

Y el resiliente, agregó, “es un escenario de trasformación pero también de incertidumbre, que demanda la voluntad y coordinación de las personas y de las instituciones, con el fin de alcanzar cierto tipo de planes y proyectos”.

“Esta perspectiva enfatiza las capacidades de las personas para la adaptación a los cambios, la capacidad de aprender, la creatividad, la orientación hacía el futuro, las fortalezas y oportunidades, más que los peligros y las debilidades”, puntualizó.