Promueve FNF el pin parental en Tamaulipas; quieren orientar la educación de sus hijos

0
482

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con el fin de que el Congreso del Estado  garantice el  derecho que tienen los padres de educar a sus hijos conforme a sus principios, valores y convicciones, y si se trata de  temas como ideología de género en las escuelas sean ellos los que autoricen si reciben esa instrucción o no, el Frente Nacional por la Familia (FNF) promueve la figura del Pin Parental en Tamaulipas.

Se trata de una iniciativa que surgió en España y que llegó al país a través del diputado Carlos Leal, en el estado de Nuevo León, pero que ya  se extendió a cinco entidades y de la que el Frente Nacional por la Familia y otras asociaciones civiles forman  parte, informó Leonardo García Camarena, representante del FNF.

“Para decirle ya no a cada papá, ya no al Estado sino a los congresos locales: por favor te pido que incluyas en la legislación estatal el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios, valores y convicciones; y en temas que tienen que ver con ideología de género me avises y pidas permiso porque el derecho primario de educar a los hijos es de los padres no del Estado”.

Sin embargo, la Secretaría de Gobernación envió un exhorto al Congreso de Nuevo León, donde pide no aprobar reformas que vulneren los derechos de niños, niñas y adolescentes, exhorto que es considerado por quienes impulsan y promueven el pin parental  como una falta de respeto de esta dependencia federal a la autonomía de los Estados.

“La Secretaria de Gobernación  y todos sus corifeos saben que si el pin parental queda legislado en constituciones de los estados y en las leyes de educación en el capítulo de la participación de los padres, en el proceso educativo de sus hijos, si esto se aprueba su famosa perspectiva de género, que no es otra cosa que un eufemismo para llamar ideología de género, encontrarán un freno a este proceso de adoctrinamiento”.

Según Olga Sánchez Cordero no se puede permitir que el pin parental sea incluido en las legislaciones estatales porque atenta contra el interés superior de la niñez. Pero los defensores de esta figura argumentan que quién  mejor que los propios padres de familia para defender y velar por  los derechos de los niños.