Salud de Tamaulipas trabaja en control de enfermedades y PC rescata colonos en Reynosa

0
340

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Tras las lluvias registradas por el impacto del Huracán «Hanna», el gobierno de Tamaulipas activó acciones de vigilancia epidemiológica y sanitaria, saneamiento básico, control de vectores y evaluación de la infraestructura en municipios fronterizos, principalmente en Reynosa, uno de los municipios más afectados.

Gloria Molina Gamboa, secretaria de Salud, informó que en los refugios temporales se desplegaron acciones preventivas para garantizar la sana distancia, monitoreo de temperatura y signos de alarma, uso del cubrebocas, lavado frecuente de manos y filtros sanitarios; hasta el momento no se reportan daños a la salud entre la población albergada.

Se habilitaron además centros de aislamiento voluntario COVID en los refugios temporales con un área «Triage” sanitario antes del ingreso de las personas al albergue para identificar datos de alarma.

La titular de la SST explicó que se dotaron de 12 mil cubrebocas, más de media de tonelada de cloro y gel antibacterial, 24 claves de medicamento del programa urgencias epidemiológicas y 9 claves del Kit COVID, además se instaló el Comité Jurisdiccional de Seguridad en Salud que se mantendrá en sesión permanente hasta que se decrete el alta sanitaria.

Se iniciaron visitas comunitarias, detección de pacientes febriles y diarreicos, toma de muestras diagnósticas (COVID, cólera, dengue), verificaciones sanitarias a puestos fijos y semifijos, monitoreo ambiental de aguas claras y aguas negras, muestreo de alimentos y desinfección de fuentes de agua para consumo humano.

Anunció el inicio de una jornada intensa de control de vectores, nebulización de 750 hectáreas por día, control larvario de 1,500 viviendas diarias, eliminación de criaderos y estudios entomológicos en áreas de riesgo para prevenir enfermedades como dengue, zika y chiningunya.

Respecto al estado de las unidades de salud,  refirió que el hospital Materno Infantil de Reynosa continúa con labores de higiene y desinfección, el Hospital General de Reynosa presenta filtraciones leves y se monitorearon 29 centros de salud, de los cuales 8 reportaron filtraciones mínimas, funcionando al 100 por ciento.

Finalmente, la funcionaria estatal afirmó que todas las acciones de urgencias y desastres se siguen con todos los protocolos para la atención a la pandemia del COVID-19, a fin de proteger tanto al personal al frente de los operativos, como a la población en general.

CONTINUAN TRABAJOS DE DESAGÜE EN COLONIAS DE REYNOSA

En la mayoría de las más de 45 colonias afectadas por inundaciones en Reynosa ha bajado el nivel del agua, informó Pedro Granados Ramírez, Coordinador Estatal de Protección Civil.

De las 45 colonias  afectadas tras la lluvia provocada por el huracán “Hanna”, 22  de ellas registraron inundaciones críticas, de las cuales, 15 continúan inundadas hasta hoy.

En estos sitios, personal de la Comisión Estatal del Agua, Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, así como de la Comisión Nacional del Agua, entre otras, trabajan desde ayer para desfogarlas, con apoyo de 8 retroexcavadoras, 6 pipas, 5 camiones, 10 bombas de desagüe y 10 bombas pequeñas para desaguar viviendas.

De acuerdo a la Coordinación Estatal de Protección, la evacuación de familias en sectores afectados ha concluido con éxito y estima en cerca de 50 mil personas afectadas por las inundaciones en las más de 40 colonias antes mencionadas.

En la frontera norte de Tamaulipas, particularmente en Reynosa, las lluvias fuertes han cesado y solo se registran lloviznas aisladas en algunos sectores.

Paralelo a las labores de auxilio, el Sistema DIF Tamaulipas, la Secretaría de Salud de Tamaulipas, la Secretaría de Bienestar Social, entre otras,  llevan a cabo labores de apoyo como habilitar y acondicionar albergues para brindar refugio a las familias evacuadas, además de la entrega de raciones alimenticias y paquetes de limpieza.

Municipios como Camargo, Mier, Gustavo Díaz Ordaz, San Fernando Valle Hermoso, Matamoros, Río Bravo y Nuevo Laredo también sufrieron afectaciones como inundaciones y cortes de energía eléctrica.