Considera UNPF imposible que colegios cobren solo 50% del costo de colegiaturas

0
282

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) exhortó a las instituciones particulares a buscar alternativas para que los papás de los alumnos puedan cumplir con el pago de las colegiaturas.

Leonardo García Camarena, dirigente nacional de la organización,  explicó que así como los padres necesitan de la escuela también los colegios necesitan de ellos, por lo que se requiere llegar a  un acuerdo encaminado a que éstos puedan pagar la colegiatura y que los colegios no tengan que cerrar sus puertas.

 “Papás,  escuelas, los necesitamos a los dos, a la escuela  no le conviene que el papá se vaya,  al padre no le conviene que la escuela  desaparezca;  por favor negocien entre ustedes alternativas de plazos  de descuentos de cualquiera de las posibilidades, cuidando que se salve el papá y no saque a sus hijos de la escuela particular, pero también cuidando que no se tenga que cerrar la escuela particular”.

García Camarena añadió que en algunas entidades como Nuevo León, hay asociaciones civiles a las que se les hace muy fácil pedir al Congreso del Estado exhortar a  los dueños de los colegios cobrar solo el 50 por ciento del costo de la colegiatura, lo que no sería costeable debido a que muchas escuelas particulares, además de los sueldos que deben pagar a su personal,  llegan a pagar hasta el 50 por ciento de sus ingresos en impuestos,  por lo que una solución efectiva sería eliminarles la carga fiscal.

“Yo invitaría a esas organizaciones que andan proponiendo a que funden una escuela y que cobren el 50 por ciento;  cuando vayan al sexto mes hablamos, porque se darán cuenta que la particular paga el 50 por ciento de sus ingresos en impuestos , peor que una tiendita de la esquina. La escuela particular en muchos casos  atiende a segmentos de clases media,  media baja o baja y prácticamente están subsidiando el trabajo”.

Comentó que la UNPF está dispuesta a intervenir como agente conciliador, como en algunas entidades lo está haciendo la Profeco, para que no se afecten los intereses económicos de los colegios pero tampoco se dañe aún más la de por sí dañada economía de los padres de familia a consecuencia de la pandemia por Covid-19.