El senador Samuel García y el hijo de Colosio se salvan de ser linchados por empleados de Pemex

0
853

Por Agencias

Monterrey, Nuevo León.- Empleados de la refinería de Petróleos Mexicanos, del municipio de Cadereyta, se enfrentaron al senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García, quien había convocado a realizar una clausura simbólica en la planta durante la mañana del jueves.

Cientos de empleados de la refinería impidieron al senador, quien viajaba en un vehículo acompañado del legislador local Luis Donaldo Colosio Riojas, salir de su automóvil y acercarse a la entrada de la planta.

Incluso, algunos lanzaron piedras y palos al vehículo, quebrando al menos uno de los vidrios traseros del automotor. También una de las placas del vehículo fue robada durante el enfrentamiento.

Además, con pancartas y gritos de “Trabajadores de Pemex unidos”, “Políticos oportunistas”, “No te metas con nuestra fuente de trabajo”, mostraron su rechazo a los legisladores.

Los funcionarios se quedaron adentro del vehículo por cerca de media hora, ya que los trabajadores de la refinería impidieron que bajaran.

El automóvil en el que viajaban ambos legisladores fue escoltado hasta un retorno. Después, García brindó una rueda de prensa a kilómetros de la planta, en donde aseguró que la refinería es la causante de la contaminación de la entidad.

“Estudios de Semarnat detallan que se están excediendo las concentraciones de calidad que son posibles fuentes cancerígenas humanas, ya está diagnosticado.

“Cadereyta es el lugar número 18 más contaminado del mundo, según la NASA, y Monterrey en el 2017 fue la ciudad más contaminada de América Latina, tenemos que juntarnos, dialogar y con los estudios, tener solución.

“Espero que esto llegue al presidente, porque le compete al presidente la refinería de Cadereyta”, explicó Samuel García.

Abundó en que la clausura simbólica no buscaba perjudicar a los trabajadores, sino exigir que se instalen filtros en la refinería.

“Instalar filtros que reducen en un 90 por ciento la contaminación de Cadereyta y de la ciudad. El día martes, la Comisión estatal de derechos humanos nos notificó todos los estudios de Semarnat, los estudios del INEK, los estudios de la Comisión de cambio climático, donde se demuestra que hoy la refinería, como no está modernizada y no tiene filtros, genera gran parte de la contaminación, el objetivo fue llevarle este documento al director de la refinería, para que juntos pudiéramos bajar y exigir recursos para modernizar la refinería, quizá de las más importantes del país”, añadió.

Esta semana, la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la entidad denunció a la refinería de Cadereyta por contaminar el cauce del Río San Juan, ante la Fiscalía General de Justicia del estado y ante la Fiscalía General de la República. (Yolanda Chio/La Jornada).