La blindada del candidato a alcalde

0
303

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  Muy “tardoncita” pero la justicia electoral alcanzará a Jesús de la Garza “Chuchín” Díaz del Guante y colaboradores, por datos falsos que dieron en la campaña por la reelección a la alcaldía de Matamoros en 2018.

Si es que lo alcanza porque el asunto ya está en manos locales, el IETAM, donde todo se puede esperar. Por lo general los consejeros recetan “regañadas” a control remoto (que se justifican ahora con el coronavirus).

La bronca de “Chuchín” es por el uso de una camioneta blindada que utilizó en su fallida reelección. Pero no es tanto que la usara en una ciudad invadida por la violencia, sino porque reportó una renta mucho menor a lo que realmente maneja el mercado.

El equipo contable del priísta reportó un gasto de 17 mil 400 pesillos por el vehículo, mientras los sabuesos del INE calcularon 770 mil 225 en los 45 días que duró la campaña del 2018. Ahí está el delito.

Pues bien, a más de dos años de distancia de una resolución del árbitro nacional, emitida el 6 de octubre del 2018, el Instituto de Tamaulipas tratará el asunto este viernes en sesión del pleno. Le mandaron la “papa caliente” desde el centro.

¿Cuál fue el temor del matamorense a no reportar los números reales? Superar el tope de gastos de campaña, lo cual le traería sanciones y hasta la posible pérdida del registro.

Ya se dio una multa para el PRI por un millón 440 mil varos, que es el doble de la evasión. Ahora falta que el IETAM aplique “escarmiento” al empresario evasor. Sabremos de qué están hechos nuestros consejeros y en especial Don Pepe Lupe Ramos Charre, el mero jefazo.

Son lodos de aquellos polvos. El partido había cobrado a Cuchín cien mil pesotes de “cuota voluntaria” por permitirle ser su candidato.

Perdió la elección y, la multa, en lugar de aplicarse al candidato, le fue transferida al partido pese a que Chucho firmó el compromiso de pagar irregularidades ocasionadas por él o su equipo. Así cualquiera le entra.

El delito por el que se juzga al partido y su candidato es “ingresos de origen prohibido”.

Además, hay una condena por utilizar un vehículo rentado, también a menor costo de mercado, que aportó una persona física con actividad empresarial, lo cual está prohibido.

Don Jesús y colaboradores hicieron fuera del hoyo.

Tenían un tope de gastos por 17.5 millones de pesos, de los cuales solo utilizaron el 15.2 por ciento contando ya el costo real del servicio de la blindada.

Le quedaban 13.3 millones de colchón que se pudo haber gastado en una parranda con los fiscalizadores del INE y, de paso, llevarlos a la “chiveada” al lado gringo.

De esa misma jornada del 2018 hay otras multas que aplicó el fiscalizador, de las cuales no se dio cuenta al IETAM. Por ejemplo, la subvaluación del vehículo que usó Daniel Peña Treviño, entonces candidato a la presidencia de Nuevo Laredo, también perdedor.

Calculó el servicio de renta de una camioneta con valor de 200 mil pesillos, por 45 días de campaña, en poco más de seis mil devaluados. Una ganga que no escapó al ojo escudriñador de los auditores.

Lodos de aquella época. Estaremos pendientes.

Vaya que se aventó la encuestadora Massive Caller  con un pronóstico completo de lo que  podría suceder en las elecciones del 2021, incluyendo la posible integración de la siguiente legislatura federal.

No es novedad que, según el pronóstico, Morena ganará otra vez “y algo más” el control de la mayoría, con arriba del 40 por ciento de la intención del voto, contra un 24.2 de su más cercano contendiente, el PAN, y muy lejos el PRI con 11.8.

Morena aumentaría a 308 legisladores; PAN y socios 162, y PES y otros, siete también. La sorpresa es que México Libre, el de Felipe Calderón y su mujer, cosecharía algo así como 23 escaños. Le daría plataforma para seguir jeringando a la 4T.

Refrenda la empresa que dos partidos están en la ruta de perder su registro: PRD y Verde Ecologista, lo que tampoco es mucha novedad.

En línea de riesgo de extinguirse otros tres que solo sirven para succionar del presupuesto: PT, Movimiento Ciudadano y PES.

La noticia es buena: Entre menos burros más olotes, como dice el dicho.

Querido lector, en su tiempo le diremos en estas mismas líneas qué tanto le atinó Massive Caller a su pronóstico, sin que pongamos en duda la seriedad de sus trabajos.

De Tamaulipas ya ni para qué hablamos  -lo hicimos en la última colaboración-, si las encuestadoras señalan al morenismo como partido dominante, lo que no implica que van a ganar los nueve distritos. En lo local no se han publicado sondeos.

Hay factores de importancia que pueden decidir una elección. Van juntos lo federal y estatal y, al ciudadano común, le interesa más quién queda de presidente de su pueblo, porque lo va a tener cerca, que un diputado federal.

Los presidentes por lo general arrastran al triunfo a los diputados.

 Vaya, que el Presidente López Obrador le sacó la vuelta a Tamaulipas y, en la presente semana, no andará por estos lares como lo anunció en una de sus “mañaneras”.

Pudiera ser que su equipo fue informado que grupos afines y rivales querían interceptarlo en sus recorridos, para pedirle unos, y reclamarle otros.

Por Tampico andaba  este jueves el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.