Pumas tuvo dos jugadores de más y apenas pudo empatar 1-1 con Juárez

0
353

Por Agencias

Ciudad de México.- Pumas fue golpeado por la realidad, luego de tener dos hombres de más y no poder pasar del empate 1-1 con un aguerrido Juárez, en un duelo en el que destacó la polémica arbitral. Los auriazules dejaron escapar el liderato al quedar con siete puntos en el cuarto lugar, mientras la escuadra fronteriza llegó al sexto puesto con cinco unidades en la jornada tres del torneo Guardianes 2020.

La mesa estaba puesta para que Pumas se diera un festín en el estadio Olímpico Universitario tras las expulsiones de Eryc Castillo (8) y Francisco Nevarez (40), pero sólo logró llegar a las redes con un penal de Carlos González (54). En contraste, Bravos jamás desistió y con arrojo igualó al 65 gracias a una anotación de Maximiliano Olvera.

Apenas unos minutos antes del encuentro, los auriazules revelaron que uno de sus jugadores dio positivo a coronavirus, por lo que fue aislado, mientras Juan Pablo Vigón y Alan Mozo presentaron molestias físicas y tampoco estuvieron en el duelo.

La controversia arbitral se presentó desde el inicio, cuando Eryc Castillo cometió una fuerte entrada sobre Jesús Rivas, quien por primera vez jugó como titular. El silbante Óscar Macías marcó una amonestación, pero después de una intervención del VAR mostró la tarjeta roja al delantero de Juárez.

Aun con ventaja numérica, los felinos se mostraron desconcentrados en el ataque. Las expectativas que sembraron con victorias en las primeras dos jornadas se derrumbaban al quedar al descubierto sus deficiencias; además, Juan Ignacio Dinenno no mostraba su tesón como goleador.

Carlos González apenas alcanzó a lanzar un remate que fue atajado por el arquero Iván Vázquez. Mientras los felinos no lograban coordinarse en el terreno de juego, en el banquillo, el entrenador interino Andrés Lillini se mostraba nervioso por las pocas acciones de peligro.

Johan Vázquez se arriesgó con un disparo de larga distancia que pasó por arriba del arco y, poco después, Juan Dinenno tiró dentro del área, pero el esférico fue desviado por la zaga de Bravos. Los felinos no lograban concretar cuando de pronto se vieron beneficiados por una jugada peligrosa.

Cerca del descanso, Francisco Nevarez cometió una falta sobre Carlos Gutiérrez. El asistente arbitral señaló un fuera de lugar previo, pero el silbante central indicó tarjeta roja y tras escuchar al VAR confirmó la expulsión.

Jerónimo Rodríguez cobró un tiro libre con un potente disparo que se quedó cerca del gol luego de pegar en el poste derecho. Así terminaron los primeros 45 minutos, sin que los felinos pudieran aprovechar las condiciones del duelo.

Lillini realizó cambios y en el complemento reforzó el ataque al mandar a la cancha a Juan Manuel Iturbe, poco después también dio minutos a Sebastián Saucedo por Favio Álvarez. Pero los movimientos no tuvieron resultado, aunque otra jugada polémica le dio el gol a los locales.

En una acción de ataque, el arquero Iván Vázquez detuvo a Carlos González, quien de manera espectacular cayó al césped, y el silbante señaló penal a favor de los auriazules, sin recurrir al VAR. El ariete felino cobró el disparo desde los 11 pasos para al fin abrir el marcador, pero la felicidad duró poco.

El equipo dirigido por Gabriel Caballero consiguió la igualada luego de que Maximiliano Olvera cobró con maestría un tiro libre que pasó por arriba de la barrera y se incrustó en el ángulo derecho.

Con el empate, los visitantes se mantuvieron firmes en la defensa, mientras Pumas seguía dormido, sin poder entrar al área del rival pese a tener más elementos en la cancha. Sólo Nicolás Freire buscó las redes con un disparo de larga distancia, pero el balón pasó por un costado del arco.

En el último suspiro, Macías marcó otro penal para Pumas luego de un choque entre Olvera y Saucedo, pero tras revisar los videos del VAR se retractó y amonestó a un enfadado Dinenno, quien vociferaba reclamos. Así, Pumas quedó en deuda en su propia cancha.