Se lleva y no se aguanta

0
425

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Al ex presidente FELIPE CALDERÓN HINOJOSA, le asiste el derecho de promover su partido político y lanzar criticas a diestra y siniestra en contra de la actual administración federal, que encabeza ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, pero no se vale que se queje de persecución política.

Lo que debería de hacer es dar cuentas de porqué, si no es cómplice  de su amigo, el ex secretario de Seguridad Pública, GENARO GARCÍA LUNA, permitió que éste hiciera y deshiciera en su cargo, manteniendo vínculos con grupos de la delincuencia organizada y amasando una cuantiosa fortuna.

 Es inconcebible que el ex mandatario no haya sabido lo que sucedía en tiempos en que el jefe del ejecutivo federal tenía un aparato de espionaje, que operaba incluso a nivel de su círculo cercano.

Y ni modo que los reportes no llegaran hasta su escritorio en tanto que no estamos hablando de alguien que desconocía el funcionamiento del sistema.

En esencia éste tipo de personajes no solo traen larga cola que les pisen sino que no se hartan y quieren, según dice la voz popular,  “mamar y dar tope”.

Insistimos, es necesario que haga uso de su libertad de expresión y de sus derechos políticos pero no tiene razón de andar victimizándose  en tanto que él es uno de los “verdugos” de una considerable cantidad de  mexicanos e incluso de la democracia. ¿A poco se le olvidó  aquello de que “aiga sido, como aiga sido ganamos”?

Ahora que si su remedo de partido denominado “México Libre”, que es propiedad de él y de su esposa, no levanta el vuelo, no es asunto de los mexicanos o los actuales gobernantes, es responsabilidad enteramente suya por no dimensionar le daño que causó cuando estuvo al frente del país o al menos eso aparentaba.

En la vida lo que se siembra se cosecha y CALDERÓN HINOJOSA, bien que lo sabe. 

De modo que no debería de andar lloriqueando en los medios de comunicación a los que todavía tiene acceso por el “buen trato” que concedió, en su momento o debido a la afinidad en aspectos políticos e ideológicos. 

Además, de que se preocupa si asegura tener conocimiento de causa de los “ataques” y que, al fin de cuentas, le harán los “mandados”.

Dese luego que él y los ex presidentes, VICENTE FOX QUESADA y ENRIQUE PEÑA NIETO tendrán que, más temprano que tarde, rendir cuentas ante la justicia.

Si en realidad se habla de ir en contra de la impunidad no debería dejarse al margen a los que les tocó tener la más alta responsabilidad en la nación.

Es entendible que por estrategia se reitere, desde la federación, que no se enjuiciará a los ex presidentes, a no ser de que sea una exigencia popular.

Aunque lo legal tendría que ceñirse únicamente a ese ámbito y no a la voluntad de nadie.

Guardadas las proporciones, eso es dañino y si bien no es lo mismo que la utilización del aparato de gobierno para meter a la cárcel a los adversarios y, lo peor, en base a la fabricación de delitos, el perdón a presuntos delincuentes, así sea coyuntural, no deja de ser algo criticable.

Sin salirnos de la grilla y temas más enredados, tenemos que el Senador, SAMUEL GARCÍA, le ordenó, en trasmisión en vivo a su esposa, la influencer,  MARIANA RODRÍGUEZ, que no enseñara mucha pierna,  con remarcado tono “machista”, mientras degustaban de una jugosa costilla.

Posterior a eso y cuando se volvió viral, el también aspirante a la gubernatura de Nuevo León por el Movimiento Ciudadano (MC),  aclaró que se trato de una broma.

Sin duda que lo hecho fue algo deliberado, para ver si el legislador puede levantar en las encuestas. Y que va en picada luego de estar arriba en las preferencias electorales.

De ello, en su oportunidad, dieron cuenta estudios que se divulgaron profusamente  en algunos medios digitales y redes sociales. 

Sobre el montaje puede decirse que, de entrada, funcionó pero no se vio la forma de capitalizarlo y menos se preocuparon por saber  acerca del llamado “efecto boomerang”.

 “Escupió para arriba”, dice la raza y por esa y diversas pifias, el Senador se ha ganado a pulso que el respetable le este quitando su respaldo.

Podría ser que el prospecto a relevar a JAIME RODRÍGUEZ CALDERÓN, alias “El Bronco”, en lugar de recuperarse se hunda más. 

AL CIERRE

El común de los victorenses se pregunta la razón por la que sigue tolerándose al Alcalde de Victoria, XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, pese a que no solamente evidencia incumplimiento de sus funciones, según lo demuestra los “males” que padece el municipio,  sino que igual penden sobre él  acusación públicas por presuntos actos de corrupción.

Lo más reciente es que se le vincula con la entrega de contratos a empresas “factureras”, que están siendo indagadas por los ordenes de gobierno federal y estatal.

Tal vez, los operadores políticos esperan a que el munícipe quiera pedir la reelección al alto mando o en su defecto una candidatura a favor de una de sus hijas para que le expliquen por qué no tendrá opción.

A lo mejor así será la jugada y lo están llevando al extremo. El asunto es que el Alcalde le causó estropicios al panismo y, principalmente a los victorenses, por lo que no será sencillo que dicho partido conserve la plaza.