Empiezan a salir más

0
399

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los que se asumen precandidatos y que se movían con cierta timidez, en reuniones casi clandestina o con presencia dosificada en redes sociales, empiezan a dejarse ver en los cafés y restaurantes locales para encontrarse con periodistas, analistas y lideres gremiales y sociales.

Así se documenta, al menos en la ciudad capital, en donde sobran los prospectos a la alcaldía, pese a que el municipio esta muy deteriorado en cuanto a obras y servicios públicos y una larga lista más de pendientes que da horror. 

Por ejemplo, éste miércoles por ahí apareció EDUARDO GATTAS BÁES, un ex priista que se sumó a MORENA, hace  unos tres años y que, según se ve, cree merecer la candidatura a la presidencia por dicho partido.

Lo que sucede con los morenistas de antes y recién incorporados es que prácticamente tienen la cancha libre porque carecen de dirigencia local y la estatal es de membrete.

Y en esa condición cada quien se asume con derecho de hacer grilla y sentir que las candidaturas están al alcance de sus manos.

En pocas palabras: la línea la marcan los que se ponen vivos  y se mueven amparados en el supuesto de que son conocidos.

Habrá que distinguir a quienes al menos gastaron la suela de sus zapatos de aquellos que emergieron de repente debido a que alguien los animó a lanzarse al ruedo sin tener mayores prendas políticas o de trabajo en las bases.

A propósito, ya salió del anonimato y empieza a moverse en lo público RUBEN RIVERA RODRÍGUEZ, mismo al que se le ubica en calidad de promotor deportivo y por ser hermano de GUSTAVO, ex  gerente de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) Victoria y actual funcionario de la Secretaría del Trabajo en la entidad.

Al primero se le conocen lazos con el  Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al segundo por ser operador político tricolor, labor que realizó antes y cuando fue funcionario del organismo operador del agua y, luego, cuando así se requirió lo hizo a favor del Partido Acción Nacional (PAN).

El caso es que  RUBEN acaba de ser nombrado  coordinador de afiliación de Partido del Trabajo (PT) en un acto en el que estuvieron los dirigentes de ese organismo, ALEJANDRO CENICEROS MARTÍNEZ, MARÍA DE LA LUZ MARTÍNEZ COVARRUBIAS. ARCENIO ORTEGA y VANESSA MATA.

Ahora si que se dio una relación “ganar-ganar” porque el PT abona a su militancia y el ex priista encuentra cobijo cuando lo necesitaba para salir en la foto y competir o al menos tener un soporte que le permita acceder a la “gratificante” negociación con los dueños del balón.

Lo que acaba de hacerse  es con la finalidad de abrirle cancha a RIVERA RODRÍGUEZ  para que haga precampaña asido a un logotipo partidista. 

Para no salirnos de la grilla, tenemos que al principio de la administración del indefendible alcalde victorense, XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, el ahora síndico rebelde, LUIS TORRE ALIYÁN, no paraba en echarle el caballo encima a las gestiones anteriores de sello tricolor y, en contraste, albar la llegada del susodicho respaldado por  las siglas del PAN.

Al paso de los meses y conforme se acercó el año electoral, el síndico fue “abriendo los ojos” y en tanto es de “sabios” cambiar de opinión, en la actualidad trae de “lazo de cochino” al munícipe y a la dirigencia del albiceleste la enjuicia por no haber metido orden a su alcalde.

Nos vamos hasta Altamira, en donde  gobierna la alcaldesa ALMA LAURA AMPARAN CRUZ.

Resulta que ahí, en plena plaza, a escasos metros de las oficinas  de la presidencia, una mujer agredió verbal y físicamente al activista  ARTURO GUERRERO HERNÁNDEZ, mismo que había montado una incipiente techumbre con estructuras metálicas y en ese espacio colocar una mesa y sillas con el propósito de que los altamirenses acudieran a estampar su firma para pedir que se aplique la ley a los ex presidentes de México.

En eso estaba cuando de pronto se le acerco una mujer para solicitarle información de lo que estaba haciendo, a lo que el interlocutor respondió con amabilidad.

Pero de repente, la interesada le lanzo agua a la cara a GUERRERO HERNÁNDEZ y luego tiro de la mesa y las sillas e incuso una de éstas  fue lanzada sobre él, al tiempo que le gritaba  palabras soeces. 

Mientras esto sucedía, el agredido solo trataba de protegerse, a la par que resguardaba un paquete de documentos en los que estaban las firmas que estamparon, previamente,  sus paisanos para la finalidad mencionada.

La mujer no paro su agresión y le dio, en repetidas ocasiones,  hasta con su bolso. Incluso policías estatales fueron testigos de lo que sucedía porque llegaron al lugar. 

El caso es que la agresora alegó un poco con los uniformados y de repente se fue, mientras varios periodistas trasmitían en vivo los incidentes. 

Lo que se señala y el propio HERNÁNDEZ corrobora es que la mujer anduvo dando vueltas por el lugar, luego entro a la presidencia y de ahí salió con la aparente consigna de atacarlo.

Mal por la alcaldesa AMPARAN DE LA CRUZ si dio el visto bueno para que fuera la “emisaria” y también es criticable la actuación de los policías que estuvieron, al menos unos 15 o 20 segundos, presentes mientras la “desconocida” arremetía en contra del activista y, pese a ello, dejaron hacer y pasar.

Al menos se les reconoce a los policías que, con su presencia,  frenaron el fiero ataque de la agresora ya que le pudo ir peor al recabador de firmas.