Encara AMLO a los 650 firmantes en su contra: ‘callaron cuando México fue saqueado’

0
338

Por Agencias

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió hoy a los 650 firmantes del desplegado difundido ayer, los llamó “corporativo conservador” y afirmó que ahora ellos se sienten ofendidos cuando deberían “ofrecer disculpas” por quedarse callados cuando el país fue “saqueado”.

“Todo este grupo siempre apoyó la política neoliberal y ahora se sienten ofendidos cuando deberían ofrecer disculpas porque se quedaron callados cuando se saqueó al país, y luego es demostrable que ellos eran bien atendidos por el gobierno”, recordó.

En Palacio Nacional, el mandatario reiteró, además, que él no odia y refrendó su respeto por la libertad de expresión.

Sostuvo que el grupo de intelectuales se dedicó a “aplaudir y quemar incienso a los gobiernos neoliberales, pero ahora es otro tiempo”.

Ayer un grupo de 650 personalidades de las letras, la ciencia, la política, la sociedad civil y la comunicación denunciaron que la libertad de expresión “está bajo asedio” ante el discurso de permanente estigmatización y difamación del presidente López Obrador.

En el desplegado titulado “En defensa de la libertad de expresión”, los firmantes señalaron que el discurso de López Obrador “agravia a la sociedad, degrada el lenguaje público y rebaja la tribuna presidencial de la que debería emanar un discurso tolerante”.

Además, lo acusaron de proferir juicios y propalar falsedades “que siembran odio y división en la sociedad mexicana”.

Ante ello, le exigieron al mandatario poner fin a esa actitud. “Esto tiene que parar”, puntualizaron.

En la conferencia, el tabasqueño comentó que entiende perfectamente la inconformidad de ese tipo de personas y puso como ejemplo el caso de Héctor Aguilar Camín, a quien el gobierno le compraba 7 mil ejemplares de la revista Nexos.

Como él, prosiguió, muchos otros intelectuales “vivieron al amparo del poder público durante cinco sexenios consecutivos”, de ahí su manera de reaccionan ahora.

“Nosotros no vamos a censurar a nadie, no vamos a perseguir a nadie, van a tener siempre garantizadas sus libertades, no somos autoritarios, no es el caso de los gobiernos que ellos apoyaban, que censuraron a Carmen Aristegui, pero, además, mantenían una política de control absoluto a los medios de información. Con honrosas excepciones, pura prensa vendida o alquilada. No vamos nosotros a afectar la libre manifestación de las ideas”, puntualizó.

Encarrerado en el tema, López Obrador descartó que, en respuesta al manifiesto, vaya a pedir a los intelectuales y escritores que simpatizan con su gobierno que elaboren un desplegado. “Eso no”, atajó.

Y volvió a lanzarse contra el grupo de firmantes del desplegado al calificarlos de “un corporativo, un agrupamiento conservador”, cuya actitud es entendible.

Aseguró que respeta a todos, también les pidió que hagan un análisis de contenido de medios. “A ver, al señor Gabriel Zaid, que es un hombre muy inteligente, pero muy conservador, que ponga sobre la mesa todos los periódicos de hoy, un análisis. A él le gusta hacer estas investigaciones profundas, nada más que lo domina su conservadurismo”, expuso.

Dijo que el poeta e intelectual podría darse cuenta de la forma tendenciosa en que se hace periodismo en México.

“Nunca, Gabriel (Zaid), se había atacado tanto a un presidente como ahora, desde Madero. Y esto es muy parecido a lo que le hicieron a Madero desde la prensa conservadora, escritores conservadores, intelectuales conservadores, poetas, Gabriel, conservadores”, agregó.

Y puso punto final a su intervención:

“Yo no odio, yo soy pacifista y no hay odio, lo que hay es honestidad, honestidad intelectual y honestidad en lo económico. Se acaba la corrupción”. (Apro).