Maestro en etapa terminal por cáncer denuncia que en el ISSSTE lo atienden ‘terribles personajes’

0
290

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En su etapa terminal de cáncer en cuarto grado, el profesor Guadalupe Becerra Pineda asegura ser  objeto de maltrato, mentiras y un mal servicio en la unidad de medicina de hemodiálisis de la clínica del ISSSTE en Victoria.

Dice que por culpa del Instituto ha tenido que gastar mucho dinero por la negligencia de parte del personal, no obstante que es derechohabiente de la institución.

El afectado relata que por su problema de nefrectomía del riñón derecho quedó  a expensas de una máquina que le limpia la sangre para poder sobrevivir, pero en los últimos días su situación de salud ha sido mal atendida por los “dueños del ISSSTE”.

De acuerdo con Becerra Pineda, la doctora Diana Patricia Guerrero no cumple con el horario que corresponde al servicio de nefrología, y trabaja en horas que se le antoja. A eso hay que añadirle el mal trato, el desprecio por su condición y la prepotencia con la que actúa el personal, como  la jefa de enfermeras Betty Guerrero. 

Dice que hay  más derechohabientes maltratados “por estos dos terribles personajes” y lo peor es que acudir a la subdirección Médica a poner la queja no ha servido de nada, porque todo  ha sido peor.

La última humillación que fue objeto, dice, ocurrió el 30 de agosto, cuando le dijeron que era “un bolado” y que ya le han puesto tres catéteres,  pero  él dice que se los ponen con negligencia y el último al que tenía derecho, el catéter permacath, ella lo dañó por su incapacidad al colocarlo.

El profesor Guadalupe Becerra  está solicitando a todas las autoridades que pongan atención en ese tipo de personal del área de hemodiálisis, donde incluso internan a los pacientes dejándolos a su suerte porque la doctora se va a  Tampico, con el riesgo de que los adultos mayores  que tienen la desgracia de acudir, porque no les queda de otra, sufran un infarto ante el pésimo servicio.

Becerra Pineda  fue recibida El 8 de septiembre Becerra Pineda puso una denuncia  en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (CODHET) y se presentó una copia a la dirección de la clínica y a la delegación del ISSSTE.