Reta AMLO a líder de Coparmex y a Pedro Ferriz a plantarse en el Zócalo en casas de campaña

0
357

Por Agencias

Ciudad de México.- “No le saco”, fue la respuesta del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, a la invitación que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, le hizo para ir a Palacio Nacional.

El presidente hizo este reto al empresario, pero para que pusiera su casita de campaña en el plantón del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA) colocado en el zócalo capitalino.

“Hay uno que siempre apoya a este grupo, pero no da la cara, en esto y ojalá y venga aquí, el de Coparmex, ese, Gustavo de Hoyos. Sería bueno que viniera”, dijo el mandatario, pero el empresario escuchó algo distinto.

En su cuenta @gdehoyoswalther, acompañado de un video recortado, de 19 segundos, sobre los dichos del presidente, comentó algo que no tiene referencia a irse a quedar al plantón:

“Dice el presidente @lopezobrador_ que ojalá que yo vaya a Palacio Nacional. Puesto. Que le ponga hora, día, lugar, temas y audiencia. ¡Allí estaré! No le saco. PD. Nunca tiro la piedra y escondo la mano. Respeto al movimiento de #FRENA, pero no promuevo que el Ejecutivo renuncie”, aclaró Gustavo de Hoyos.

El presidente comentó que si no saben si los de FRENAA están siendo apoyados por Héctor Aguilar Camín o Enrique Krauze, a quien confundió con Creel o por Carlos Loret de Mola, quien fue mencionado por algunos reporteros que cubren la mañanera.

Con sorna, sentenció: “Sí, todos estos, que pongan su casita de campaña aquí. ¡Unidad!” Digo, si son miembros de este movimiento, si no, no tienen por qué”.

Minutos antes, comentó que se sabe que el movimiento lo encabeza el señor Gilberto Lozano, quien dijo que debía quedarse ahí, aunque una reportera le recordó que ya dijo que no lo hará.

“Hay otro, un conductor de radio, Pedro Ferriz, también y atrás, otros, que ahí se va a ir sabiendo y lo único es que tienen todo el derecho a manifestarse, toda la libertad, pero no dejen a la gente sola.

“Un dirigente tiene que enfrentar a quienes se cuestiona y no dejar solo a los seguidores y estar ahí, día y noche, llueva, truene o relampaguee, ahí. Nada de manipulación. Pero repito, no es obligatorio. Es, nada más, voluntario. Y ahí de repente me voy a asomar, como vivo aquí, por la ventana para ver si ya llegó Pedro Ferriz”, afirmó, con ironía.

El dirigente de Coparmex fue uno de los 650, menos dos que se deslindaron, que firmó la carta contra López Obrador y la difundió en sus redes sociales con este mensaje: “La #LibertadDeExpresión está amenazada por la recurrente estigmatización y descalificación por parte del Presidente @lopezobrador_, a los periodistas y medios que ejercen el derecho a cuestionar y disentir. Para preservar la libertad, #EstoTieneQueParar”.

La víspera, Gustavo de Hoyos Walther fue el primero en responder a los ocho tuis que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, difundió para anunciar el rompimiento en materia de seguridad con el Gobierno de México por el tema del agua, después de que el 20 de septiembre los agricultores tomaron la presa La Boquilla, para impedir que se cumpla el Tratado sobre Distribución de las Aguas Internacionales, firmado en 1944 por ambos gobiernos para restablecer la paz después de la disputa por el territorio de Texas.

Así lo indicó en Twitter: “Los resultados en materia de seguridad pública del @GobiernoMX son pésimos. Y ahora, por si fuera poco, abandona la coordinación con el @GobiernoEdoChih. Una decisión absurda que solo puede explicarse en el ámbito de la intolerancia del régimen neocentrista de @lopezobrador”. Rosalía Vergara/Apro).