Rigo y Arnulfo, ¿diputados del PAN?

0
258

Max Ávila

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El juicio a los cinco ex presidentes ya no es una petición, sino exigencia de la república. Significa el rescate de la dignidad mayoritaria y la oportunidad de recobrar algo o mucho, de lo que se apropiaron estos depredadores y las bandas que colaboraron en el saqueo.

Sería un acto de justicia que no tiene nada que ver con intereses partidistas. En este sentido cualquier mexica estará de acuerdo en que se castigue con todo el rigor institucional a la delincuencia de cuello blanco y sus aliados.

Esa que desmanteló la industria petrolera y eléctrica, convirtiéndola en chatarra a favor de intereses personales y de grupo, misma que sin escrúpulos entregó el patrimonio social (costeado por el esfuerzo de generaciones), al capital nacional e internacional, tan solo para abultar su riqueza material.

Es una exigencia digo, que Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, enfrenten la ley, no como escarmiento que huela a venganza, sino como el capítulo principal del combate a la corrupción e impunidad.

No hacerlo representaría una burla para los millones que confiamos en el mandato democrático de igualdad ante la justicia, cuando por las evidencias estamos ciertos de la actitud delictiva de los ex presidentes.

Pruebas sobran, y de esto da cuenta la pobreza de más de la mitad de la población y el súbito enriquecimiento de empresarios, políticos y ex funcionarios que de la noche a la mañana sus fortunas crecieron al grado fantasioso de Alí-Babá y sus cuarenta ladrones…y a lo mejor nos quedamos cortos.

Y es que el neoliberalismo (y la corrupción como su principal “fuente de inspiración”), fue causante de la profunda desigualdad social y económica que arrastra la nación y que ahora el gobierno democrático realiza esfuerzos por recomponer, a pesar de los ataques y campañas sucias de los reaccionarios que han perdido sus privilegios, entre ellos su participación en los grandes negocios a la sombra del poder.

Estos conservadores promotores de la violencia en cualquier movimiento, protesta o manifestación, lo importante es provocar y conducir a México hacia el caos. Ahí están azuzando a los productores de Chihuahua, como están atrás de las feministas que tomaron las oficinas de la CNDH…van a todas porque lo suyo es destruir.

Y ni modo que sea invento.

De manera que tanto es el interés público de llamar a cuentas a los saqueadores, que en cortísimo tiempo, más de dos millones de firmas fueron reunidas para cumplir con el protocolo legal de la consulta, en tanto que AMLO hacía lo propio para garantizar que el proceso llegue hasta las últimas consecuencias…si es que no lo obstaculiza el poder judicial donde sin  duda aún quedan restos de la vieja costumbre de gobernar.

Al respecto la polémica permea los medios de comunicación, donde no hace falta señalar a quienes están en contra. Lo raro es que de los involucrados, solo Felipe Calderón se defiende “hasta con las uñas”, aprovechado justamente los espacios que generosamente le brindan aquellos que de alguna forma resultaron beneficiados durante su régimen.

Dice FCH que para enjuiciarlo no se requiere de ninguna consulta, basta con presentar las pruebas de presuntos delitos ante las respectivas autoridades. ¿No serán suficientes los testimonios relacionados con la inmoralidad de su secretario de Seguridad Genaro García Luna donde ni los párvulos de guardería dudan que la complicidad tiene el nombre y apellidos del ex presidente?.

En este caso FCH abusa de la inteligencia popular, cuando pretende hacer creer que nunca estuvo enterado de lo que hacía su hombre de más confianza en el gabinete.

Por supuesto que los fiscales gringos ríen de la ocurrencia generada en don Felipe, quizá por su importa-madrismo  (para decirlo en forma decente), o tal vez por el estado no siempre sobrio que acreditan a quien, con el apoyo irrestricto de Fox,  consumó el fraude electoral más vergonzoso de la historia moderna del país.

Y qué tal el gasto de casi nueve mil millones de pesos en un avión que no usó pero presumió como regalo a EPN quien de esta forma se comprometió a encubrir las fechorías sexenales.

Nave que el gobierno busca la manera que deje algún provecho para la población. Por lo pronto sirvió de motivo a una rifa, en tanto que AMLO anuncia, ¡por fin!, su probable venta.

Y luego esa guerra programada desde el bunker de García Luna, que tuvo como propósito enaltecer la ilegalidad causando la muerte de miles de inocentes y cuyas consecuencias todavía padecemos. Tan solo por este hecho, Calderón debía ser llevado a juicio… aquí no es suficiente la condena moral. ¡Y todavía se atreve a formar otro partido!. Más le valiera dejar de ser una carga para Margarita Zavala, esta sufrida mujer que por obvias razones debe compartir las torpezas de su marido.

La audacia de FCH no tiene límites en su intento de engañar a los millones que votaron por la transformación y que en las últimas encuestas ratifican el objetivo del cambio a favor de AMLO.

                               SON LÍDERES PERO NO PANISTAS

Recién el columnista conoció un documento enviado por comités fronterizos del PAN, a la dirigencia estatal donde se hacen propuestas al congreso local, algunas de ellas ilógicas.

Por ejemplo se mencionan a los sindicalistas magisteriales Rigoberto Guevara Vázquez y Arnulfo Rodríguez Treviño, como prospectos a diputaciones locales en los respectivos distritos de residencia. ¿Panistas ambos?, me resisto a creerlo.

Se entiende que el partido azul utilice sus nombres en el afán de atraer la votación de uno de los sectores más importantes e influyentes del estado, pero, ¿Rigo y Arnulfo estarán de acuerdo?.

En opinión del columnista, dicha aceptación sería aberrante, considerando que el panismo apoyó la mal llamada “reforma educativa” que significó enorme daño al magisterio nacional, incluyendo el injusto despido de cientos de abnegados maestros en base a presunta incapacidad para ejercer su trabajo o por venganzas políticas y hasta por discriminación.

A su tiempo, el PAN celebró la aprobación de la “reforma” peñista, participando de la humillación y desprecio neoliberal de que fue objeto el magisterio mexicano.

Por ello nos resistimos a creer que Rigo y Arnulfo puedan ser parte de la bancada panista en el congreso local, cuando han dado sobradas muestras de auténtica defensa de sus compañeros en cualquier circunstancia.

Y esto les ha valido aprecio y reconocimiento…y no solo del magisterio.

A propo, imaginamos que acorde a la situación, la elección interna en la sección 30 se alarga, alarga y alarga, en tanto quienes aspiran a formar parte del nuevo comité, “nomás suspiran”, como dice la canción.

SUCEDE QUE

A usted amable lector le ofrezco disculpas por esta larga ausencia, imputable solo a la necesidad de reconsiderar mi ubicación, estancia y presencia en este impredecible sistema solar…ire, ire.

Y hasta la próxima.