Tere Aguilar, cómplice del Dr. Xico

0
274

Azahel Jaramillo H.  

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con Ciudad Victoria capital como nunca había  estado, hoy en el abandono total… con sus calles destrozadas, con mala recolección de basura en plena pandemia de Covid-19. Con una locura en su alumbrado público, pues hay extensas zonas que por la noche lucen de miedo con sus lámparas apagadas, fundidas, Y otras muchas lámparas  que están… ¡encendidas a plena luz del día! ¿Dónde esto de los focos encendidos de día? En sectores como la calle “Leopoldo Bello López” y en la colonia Pedro Sosa.  

En esto de las lámparas apagadas de noche y de lámparas encendidas durante el día, se entiende que es responsabilidad del Jefe de Alumbrado Público, pero en primera instancia del alcalde Xico González Uresti.  

Ante esto, la recién nombrada directora de Análisis y Estrategia del Ayuntamiento local, y ex alcaldesa Teresa  Aguilar de Salinas, a lo que llega es a defender verbalmente al alcalde Xico.  

Admite Teresa Aguilar que Ciudad Victoria atraviesa por serios problemas en abasto de agua,  baches y recolección de basura, pero luego llega como madre a defender al hijo flojo, payaso y descarriado y dice al resto de la familia. En este caso parece regañar a los reporteros y a no sabemos quién más, y dice ella: 

“Toda la culpa a Xico, el bailador Xico, el bromista, pero también no hay que echarle toda la culpa a Xico, hay que ser corresponsables. Ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre». ¿O sea cómo? El alcalde Xico trae un desgarriate, no cumple con sus promesas de campaña, no hace su chamba para lo cual se gasta todos los días miles de pesos… y todavía nos sale la ex alcaldesa a decir:   “Toda la culpa a Xico, el bailador Xico, el bromista, pero también no hay que echarle toda la culpa a Xico, hay que ser corresponsables”. 

De su llegada al cargo la ex alcaldesa dice que el pasado 15 de septiembre platicó con el alcalde Xico González, y que a partir del martes 22 de septiembre ya asumió las funciones de la dirección a su cargo. 

Reconoce la también ex diputada Teresa Aguilar de Salinas: “Sí hay problemas, sí hay situaciones, pero no todo es culpa de Xico”. 

Vamos a ver a hasta dónde llega Teresa Aguilar de Salinas y vamos a ver qué es lo que aporta. Señalaba ayer un conocedor periodista victorense que Aguilar llegaba a la presidencia como una especie de “prefecta de escuela secundaria”. Veremos y diremos. Y para empezar veremos cuál es la resistencia al cambio que despliegan un buen de los funcionarios municipales, muchos de ellos carentes de experiencia. Es un gobierno municipal cuyo jefe ya definió la prefecta Teresa Aguilar de Salinas: “bailador, bromista”.  

         Hay quienes infieren que Teresa Aguilar llega a dirigir y poner orden en la administración municipal. Lo cierto es que Ciudad Victoria no necesita una directora de Análisis y Estrategia. Lo que necesita es un nuevo alcalde, o una nueva alcaldesa, que venga a rescatar, a salvar, a sacar adelante a una ciudad abandonada, deteriorada, pesimamente administrada.  

Ella, Teresa Aguilar de Salinas, panista verdadera es también corresponsable. Para empezar nunca impugnó que su partido, el PAN postulase para alcalde de Victoria a un individuo como Xico González Uresti, sin militancia panista. Jamás levantó su voz contra la dañina administración de Xico. Además nunca ha hecho críticas al pésimo alcalde. Ella, para empezar es cómplice de todas las atrocidades que Xico ha cometido contra Ciudad Victoria. Esperemos que desde su nueva responsabilidad actúe en forma honesta. Y que no hable de corresponsables, pues ella es una cómplice.  Más que corresponsable es cómplice de Xico, el peor alcalde que ha tenido Victoria en toda su historia.      

A ver hasta dónde llega esta situación totalmente fuera de la normatividad, la legalidad y la realidad. NOS VEMOS.   

azahel_jaramillo@hotmail.com