Crecen 39% abuso de alcohol y sustancias adictivas por pandemia de Covid-19

0
199

Por Agencias

Ciudad de México.- La pandemia de Covid-19 no sólo ha generado efectos directos en la salud de millones de personas, y también ha propiciado impactos negativos en la salud mental y en el uso de sustancias adictivas.

La Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud alertó que estudios internacionales recientes revelan que la frecuencia de consumo de alcohol se incrementó a la par que los problemas con el uso de sustancias adictivas.

Destaca que los impactos nocivos de la pandemia en la salud mental y el uso de sustancias adictivas han sido notorios en todo el mundo, pues se ha detectado un mayor incremento en la venta de alcohol tanto en tiendas como en línea.

La adicción al tabaco también aumentó. Estudios recientes en China, agrega la DGE, documentaron la exacerbación de problemas relacionados con el consumo de sustancias adictivas, pues 25 por ciento de ex fumadores y 19 por ciento de ex bebedores reportaron recaídas durante la pandemia.

Las investigaciones para determinar el incremento en el consumo de alcohol señalan que al comparar la frecuencia de consumo de bebidas alcohólicas entre marzo y abril de este año con el mismo período de 2019, se detectó que la frecuencia de consumo “aumentó en 0.74 días (14 por ciento) sobre la línea de 2019 de 5.48 días por semana”. También se detectaron aumentos significativos en mujeres y adultos de 30 a 59 años, con 17 y 19 por ciento, respectivamente.

La Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) alertó desde abril pasado que las condiciones de distanciamiento social por la pandemia de Covid-19 y el cambio en las rutinas cotidianas podrían generar efectos en la salud mental de la población.

“Se ha documentado ampliamente que el distanciamiento social podría tener algunos efectos no deseables, como el aumento en el consumo de tabaco, la falta de actividad física, llegar a tener conductas sexuales de riesgo, tener consumo compulsivo de alimentos y el uso excesivo de alcohol”, advirtió. (Laura Poy Solano/La Jornada).