Exhibidos

0
330

Jorge Bladimir Joch González

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   Ser parte de la tribuna más alta de la nación es sin duda alguna una posición que buscan quienes se dedican a practicar y vivir de la política, y que además da la oportunidad a quienes logran llegar de representar a los ciudadanos de éste país.

   Por eso los diputados federales tienen -o deben tener- un lugar especial en los ámbitos políticos, pues en ellos esta aprobar leyes para el progreso de la nación y gestionar beneficios para quienes habitan a lo largo y ancho de la  geografía nacional.

   Sin embargo hay veces en que pierden la brújula de su verdadera responsabilidad, para apoyar proyectos políticos que les reditúen beneficios a ellos en el futuro inmediato o a largo plazo, lo cual no es malo si lo hacen a la par de cumplir su compromiso con los ciudadanos que dicen representar y que los avalaron en las urnas.

   Pero desgraciadamente no es así y la prueba se da recientemente pues muchos de los legisladores incluyendo los de Tamaulipas se sumaron a la campaña del coordinador en San Lázaro Mario Delgado, para llevarlo a la dirigencia de MORENA robándole tiempo a las tareas legislativas, pero más grave  aún porque ni siquiera levantaron la voz para defender el presupuesto destinado a las entidades federativas de las cuales arribaron a la capital del país.

   Independientemente de los resultados de la campaña partidista los legisladores que se embarcaron en ella tendrán que dar la cara a los ciudadanos de sus estados, y en el caso de Tamaulipas los legisladores encabezados por Erasmo González Robledo deberán rendir cuentas.

   Seguramente se harán los “perdedizos”, pero tendrán que salir de nueva cuenta a pedir el voto ciudadano porque tienen pretensiones de seguir en las nóminas oficiales, y ahí será cuando los votantes “le pasaran la factura”.

bladijoch@hotmail.com